Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zapatero quiere convocar una nueva Conferencia de Presidentes para mediados de noviembre

El jefe del Gobierno propone dedicar la cuarta cumbre autonómica al cambio climático

La cuarta y última Conferencia de Presidentes de esta legislatura se celebrará a mediados del próximo noviembre, según confirmaron ayer fuentes gubernamentales. Esa es al menos la intención del presidente del Gobierno, que en esta ocasión quiere dedicar la cumbre autonómica de forma monográfica a la lucha contra el cambio climático, como anunció al finalizar la anterior reunión, en enero de este año.

El Ministerio de Administraciones Públicas define la Conferencia de Presidentes como "el órgano de cooperación entre Administraciones propuesto por el Gobierno, que responde a un compromiso del presidente en su programa de investidura, y un mandato de la lógica democrática". En la misma definición, publicada en su página web, añade que "la lógica de estas cumbres obliga a que en ellas se aborden temas importantes, que afectan a la vida de los ciudadanos, y que se busquen compromisos de todos para dar soluciones para todos, vivan donde vivan". Este fue el espíritu de las tres cumbres autonómicas celebradas hasta hoy, aunque con suerte desigual:

- 28 de octubre de 2004. La primera Conferencia de Presidentes de la democracia española se celebró en el Senado y fue reconocida como un hito en el desarrollo del Estado autonómico. Zapatero anunció que la cita sería anual y que los acuerdos adoptados en ella se convertirían en ley. Aparte de la histórica foto, la reunión acordó, en primer lugar, institucionalizar la Conferencia. El Gobierno se comprometió a elaborar una ley para regular la participación de las comunidades autónomas en las instituciones europeas antes de finales de ese año. El entonces presidente catalán, Pasqual Maragall, calificó el encuentro de "histórico" y ofreció Barcelona como sede de una próxima reunión. No cuajó.

- 10 de septiembre de 2005. La segunda cumbre autonómica trató de la financiación sanitaria. Durante la reunión, el Gobierno ofreció a las autonomías un aumento de 1.677 millones de euros en los Presupuestos para Sanidad. Las comunidades del PP rechazaron tanto el importe como las formas, pero finalmente aceptaron la oferta. La frase para la posteridad fue de Esperanza Aguirre: "A caballo regalado, no le mires el diente".

- 11 de enero de 2007. La tercera cumbre no pudo celebrarse en 2006 por falta de fechas. Cuando finalmente se celebró, el atentado de la T-4 de Barajas y la política antiterrorista se comieron la cita. Los presidentes del PP trataron de aprobar un documento sobre terrorismo, que no estaba en el orden del día. El Gobierno presentó como "acuerdos" un programa de inversiones en I+D y la celebración de conferencias sectoriales sobre inmigración y agua. El PP no lo reconoció como acuerdos, sino como iniciativas unilaterales. Finalmente, toda la cita fue entristecida por la grabación subrepticia de la intervención de Zapatero a puerta cerrada, que realizó alguno de los presidentes y luego se filtró a los medios.

Tras la última cumbre autonómica, Zapatero anunció que la siguiente reunión, que pretende celebrar a mediados de noviembre, se dedicaría al cambio climático, un problema al que "España se enfrenta especialmente por sus condiciones medioambientales y geográficas", según dijo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 2 de octubre de 2007