Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Un voto muy lejano

Baja participación de los inmigrantes ecuatorianos para elegir la Asamblea Constituyente

El ecuatoriano Víctor García, de 40 años, lo tenía claro. "La nueva Constitución debe reforzar la educación en mi país y no dejar que haya más políticos ladrones", aseguró ayer tras dejar la papeleta. Más de 33.000 inmigrantes ecuatorianos -residentes en Madrid, Castilla la Mancha, Castilla y León, Extremadura y La Rioja- estaban llamados a participar por el Consulado de Madrid en la elección de la Asamblea Constituyente que redactará la nueva Constitución de Ecuador. Tenían una cita con las urnas en el Palacio Vistalegre (Carabanchel). No acudieron muchos. La participación rondó el 30%, según las primeras estimaciones del Consulado. De confirmarse, el porcentaje queda lejos del 67% registrado en las presidenciales de noviembre.

La principal queja de los participantes que pasaron por Vistalegre era "la falta de información". Cada papeleta -más grande que el pliego de un periódico- incluía 26 listas con las fotografías de 24 candidatos. Una segunda papeleta con 12 candidatos servía para elegir a los representantes en la Unión Europea. Más de 600 fotos. Imposible identificarlos a todos. La candidatura mejor situada, según los sondeos, es la del presidente ecuatoriano, Rafael Correa. "Yo he votado por los de Correa, que lo está haciendo muy bien", aseguró Yenny Pizarro. La mujer explicó que tuvo que llamar a sus familiares en Ecuador para enterarse bien del proceso. El cónsul de Ecuador en Madrid, Gustavo Mateus, reconoce que faltó información por parte del Consulado, "aunque la prensa latina en España lo ha difundido bastante bien". Justificó la baja participación en que el proceso "es menos atractivo que unas presidenciales". Víctor Dávila, candidato de la lista de Álvaro Noboa, rival de Correa en las últimas elecciones, explicó por teléfono la falta de interés de sus compatriotas porque "muchos consideran que la política en Ecuador se ha vuelto sucia".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 1 de octubre de 2007