Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La consultora del plan de Vigo "se resiste" a hacer cambios básicos

La consultora que ha redactado el plan general de urbanismo de Vigo "se resiste" a introducir en el documento los cambios derivados de la aplicación de la orden de la Consellería de Política Territorial para aprobar el documento y los correspondientes al compromiso de dedicar el 40% del suelo edificable a vivienda protegida, según informó ayer Carmela Silva, concejala de Urbanismo en el gobierno bipartito vigués.

Los técnicos de Consultora Galega, redactora del plan, y los nuevos responsables del urbanismo vigués, encabezados por Carmela Silva, se han reunido en cinco ocasiones para perfilar los ajustes en el plan general, de manera que pueda estar aprobado antes de fin de año, según compretió el alcalde, Abel Caballero, en su campaña electoral. "Mantenemos ese compromiso, es factible", aseguró ayer Silva.

Los ajustes que el Ayuntamiento quiere introducir en el plan general remiten a la reserva del 40% del suelo edificable para vivienda protegida; el cumplimiento de la orden de Política Territorial del 19 de enero y la posterior de Medio Ambiente; la actualización de los convenios con Zona Franca y otras entidades, y la revisión de distintos ámbitos demandada por distintos colectivos sociales.

Las "reticencias, no negación" de Consultora Galega se debe a que "no le gustan los cambios, no hay por su parte una argumentación objetiva", dijo Silva. Su actitud "poco colaboradora" se manifiesta en lo relativo a la reserva de suelo para vivienda protegida y al cumplimiento de la orden de Política Territorial, según Silva.

El anterior gobierno local, pese a repetir que los cambios ordenados por Política Territorial se habían realizado, dio su visto bueno a la actitud de la consultora. En algunos ya se ha avanzado algo, dijo la concejala. Pero el Ayuntamiento quiere fijar conjuntamente con la redactora del plan una metodología de trabajo que permita concluir la introducción de todos los cambios en la primera quincena de noviembre, de modo que Política Territorial pueda aprobar el plan en el mes siguiente. A este efecto, Silva expresó su confianza en que Consultora Galega "cambie a una actitud de auténtica coloración" ya que "los cambios en el documento se harán de un modo u otro y dentro del plazo marcado".

Más dinero

Silva reclamó con este fin que la consultora ponga a disposición "un interlocutor que se comprometa a realizar el trabajo en una relación fluída con los responsables municipales". Como asistencia técnica externa que es, "tiene la obligación de trabajar para quien la contrata" y "no tiene capacidad para tomar decisiones que no son de su competencia", recordó Silva. Consultora Galega, según señaló, da por finalizado su trabajo de redacción del plan y considera que debe cobrar un suplemento por el añadido de introducir los cambios. "No es ése el problema. "Nosotros queremos trabajar con ellos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 29 de septiembre de 2007