Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Congreso pide a los Franco que abran el pazo de Meirás a la Xunta

Por primera vez desde que volvió la democracia, el ingente patrimonio de la familia del dictador Francisco Franco fue objeto de un intenso debate parlamentario. El diputado de IU-ICV Joan Herrera pedía que el Gobierno recuperara todos los bienes que el dictador recibió, como un regalo, entre ellos el Pazo de Meirás. Finalmente se aprobó una transaccional, con el voto en contra del PP, con la que el Congreso insta al Gobierno a apoyar a la Xunta de Galicia en sus gestiones para declarar Bien de Interés Cultural ese pazo, que mandó construir Emilia Pardo Bazán y que acabó en manos de los Franco en 1937. Los herederos del dictador han impedido el paso a los técnicos de la Xunta que querían inspeccionar la mansión.

Herrera admitía después que era poco para lo que él pedía, esto es la expropiación de los bienes expoliados por los Franco, pero al menos había logrado que, por primera vez, la mayoría del Congreso diera un toque de atención a la familia Franco. "Mucha gente no entiende que la familia Franco pueda tener tanta fortuna y que el Estado se quede cruzado de brazos", advirtió Herrera.

Jorge Fernández, del PP, definió el texto aprobado como una "palmadita paternalista" a la Xunta, pidió aplicar sin más la ley y dijo que las "leyes personales" le recuerdan al nazismo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 26 de septiembre de 2007