Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Mutua Madrileña pierde a su segundo director general en un año

Un récord difícil de igualar. Dos directores generales han abandonado el segundo puesto ejecutivo de Mutua Madrileña en un solo año. Juan Lázaro, que tomó las riendas a finales de marzo pasado, anunció ayer que dejaba la compañía presidida por José María Ramírez Pomatta. Lázaro sustituyó a Juan José Brugera a finales de marzo pasado. En ambos casos, las divergencias estratégicas con el presidente han sido decisivas para renunciar al puesto. Según fuentes de la aseguradora, Lázaro ha tomado esta decisión, que será efectiva en próximos días, "por diferencias en la política comercial de los precios de Mutua Madrileña".

Pomatta lleva cinco años y medio al frente de la cuarta aseguradora de autos. Hasta ahora su gestión se ha caracterizado, entre otros hitos, por los continuos cambios de organigramas directivos. De hecho, ha hecho público cinco, algo no transmite tranquilidad al supervisor, la Dirección General de Seguros.

Juan Lázaro procedía de Caser, la aseguradora de las cajas de ahorros, donde ocupaba la dirección general adjunta de tecnología y diversificación. Bajo su responsabilidad en la Mutua también recaía la puesta en marcha de nuevos negocios, como hogar, asistencia en viaje y responsabilidad civil.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 25 de septiembre de 2007