Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

García Antón se sienta con la asociación que denunció los abusos urbanísticos en la UE

El consejero de Urbanismo, José Ramón García Antón, está por analizar con detenimiento las reivindicaciones de la asociación Abusos Urbanísticos No (AUN), colectivo que llevó ante el Parlamento Europeo miles de denuncias contra los atropellos urbanísticos en territorio valenciano.

Acostumbrados a la hostilidad del Consell -sus contactos con el Ejecutivo autonómico han sido escasos o prácticamente nulos en los últimos años-, la delegación de AUN que ayer se entrevistó con García Antón -en un encuentro que la asociación calificó de "distendido"- le pidió una revisión de la legislación urbanística y su armonización con las directivas europeas -la Comisión Europea ha denunciado a España al tribunal comunitario por los incumplimientos de la LUV-.

"Le hemos entregado un dosier con nuestras reivindicaciones e incluso documentos de la Diócesis Orihuela-Alicante y del Arzobispado de Valencia, donde se considera pecado la especulación urbanística", explicó el presidente de AUN, Enrique Climent.

El consejero García Antón, que en su primera comparecencia en las Cortes ofreció a los grupos políticos de la oposición un pacto en torno al urbanismo, se comprometió con AUN a estudiar su informe y bajar al detalle en un segundo encuentro previsto a finales de octubre o principios de noviembre. García Antón se mostró dispuesto a dialogar sobre todo el cuerpo legislativo autonómico y se mostró dispuesto a dialogar sobre casos como los de la población de Parcent, donde existen tres PAI -Planes de Actuación Integrada- pendientes del visto bueno de su departamento.

AUN, colectivo creado en 1995 por ciudadanos extranjeros afectados por la LRAU, ya derogada, reclama limitaciones al crecimiento de las poblaciones, que se aclare qué es un proyecto de utilidad pública, desvinculación de los campos de golf de las nuevas urbanizaciones, impulso de la VPO, la recuperación del campo valenciano y la profesionalización del agente urbanizador.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 25 de septiembre de 2007