Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España y EE UU cruzarán sus datos de sospechosos de terrorismo

El protocolo para el intercambio de información, declarado secreto

España y Estados Unidos han firmado un protocolo secreto para el intercambio de datos sobre terroristas y sospechosos de participar en actividades terroristas. El documento establece los procedimientos para el acceso e intercambio de esta información, que será actualizada de forma permanente y podrá ser utilizada en sus investigaciones "por las diferentes agencias y cuerpos policiales españoles y estadounidenses".

El acuerdo ha sido rubricado por el secretario de Estado de Seguridad, Antonio Camacho, y el embajador de Estados Unidos en España, Eduardo Aguirre. El documento establece un mecanismo de colaboración permanente entre el Centro Nacional de Coordinación Antiterrorista (CNCA), donde se unifican los datos sobre investigaciones en España, y el llamado Centro de Seguimiento del Terrorismo (TSC, en sus siglas en inglés).

El nuevo protocolo está sometido en su contenido a la clasificación de secreto y en él se establecen, según informó ayer el Ministerio del Interior, "una serie de puntos de contacto entre el CNCA y el TSC". Ambas instituciones antiterroristas se compromete a desarrollar medios seguros de intercambio de los datos compartidos. Toda la información procederá de los servicios de inteligencia e información de ambos países, que en España son fundamentalmente la Comisaría general de Información del Cuerpo Nacional de Policía, las Unidades Centrales Especiales (UCE) de la Guardia Civil y el Centro Nacional de Inteligencia (CNI).

Los datos, según Interior, serán actualizados de forma permanente y "podrán ser utilizados en sus investigaciones por las diferentes agencias y cuerpos policiales españoles y estadounidenses". Es decir, que la CIA, por ejemplo, tendrá acceso a datos sobre sospechosos de terrorismo en poder del CNI y viceversa. El cauce será el CNCA.

32 detenidos en ambos países

Hace sólo unos días, gracias al intercambio de información entre el FBI y la policía española, fueron detenidos 30 ciudadanos paquistaníes en Estados Unidos y otros dos en Madrid y Barcelona, dentro de una operación conjunta contra la financiación del terrorismo radical islamista. Los detenidos supuestamente habían facilitado más de un millón de euros a terroristas vinculados a Al Qaeda en Pakistán.

El nuevo protocolo permitirá reforzar la capacidad de ambos países, asegura Interior, "tanto en la prevención de actos terroristas como en la persecución de los sospechosos de terrorismo". España y Estados Unidos, como el resto de los países amenazados por el terrorismo islamista, están especialmente preocupados por el regreso a sus respectivos países de los miles de combatientes que han luchado en Afganistán, Irak y otros países de la mano de Al Qaeda o sus grupos asociados.

El protocolo es resultado de los acuerdos que alcanzó Camacho con los máximos responsables de la seguridad de Estados Unidos durante la visita que hizo hace un año a Washington. El TSC es uno de los centros más potentes sobre sospechosos de terrorismo y mantiene una red de permanente contacto con todas las agencias norteamericanas encargada del control fronterizo y seguridad.

El CNCA español, por su parte, es una de las estrellas en materia de coordinación puesta en marcha por el actual gobierno. Esta institución, creada en 2004, ya mantiene desde hace dos años contacto permanente con su homólogo de Estados Unidos, el Centro Nacional contra el Terrorismo (NCTC, en inglés), al igual que con otros organismos similares de la Unión Europea y Australia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 24 de septiembre de 2007