Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Comunidad pide un nuevo sistema de financiación para todas las regiones

El acuerdo alcanzado ayer entre el ministro de Economía, Pedro Solbes, y el consejero del ramo catalán para que el Estado invierta un 25% más en Cataluña, hasta 4.000 millones de euros, ha despertado los celos de Madrid, que recibe 2.602 millones.

Tras pasar casi una legislatura oponiéndose a la reforma del sistema de financiación autonómica, el Gobierno regional reclamó ayer un nuevo modelo para todas las regiones. La consejera de Hacienda regional, Engracia Hidalgo, proclamó ayer que Madrid "ha sido discriminada" por el Gobierno. Y debería obtener del Estado 3.600 millones de euros de inversión en 2008, mil millones más que el año anterior.

Un portavoz regional explicó que "con el actual modelo, si hubiera habido voluntad por parte de Solbes, se debería haber reconocido el aumento de la población de Madrid y su crecimiento económico. Esto hubiera elevado la inversión del Estado en la Comunidad".

En la actualidad, cada comunidad recibe del Estado una parte de cada impuesto: el 33% del impuesto sobre la renta, el 35% del IVA y el 40% de los impuestos especiales. Además, tiene transferidos otros impuestos de carácter estatal, como el de transmisiones, sucesiones y donaciones, y el de actos jurídicos documentados. En total, la Comunidad de Madrid obtiene por la vía de los impuestos unos 16.000 millones de euros. Aparte, habría que incluir la inversión del Estado en la región, unos 2.000 millones.

"Por eso", dijo Hidalgo, "estamos a favor de que se modifique el sistema de financiación autonómica" lo antes posible. La consejera explicó cuáles serían las bases del nuevo modelo: multilateralidad (que negocie el Estado con todas las comunidades autónomas a la vez), solidaridad con las regiones más desfavorecidas, y que la cantidad per cápita que reciba la región no esté por debajo de la media nacional.

La portavoz de IU en la Asamblea, Inés Sabanés, reclamó a Hidalgo que abandone la "demagogia de los últimos años y entre de manera firme en el debate sobre el sistema de financiación".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 19 de septiembre de 2007