La Reserva Federal prepara una rebaja de tipos frente al riesgo de recesión

Esperar a ver qué pasa en la reunión de la Reserva Federal (Fed). Así encara la semana Wall Street, donde se hacen todo tipo de conjeturas sobre la estrategia que seguirá mañana el banco central estadounidense para evitar que las turbulencias financieras afecten negativamente a la economía. Ni siquiera entre los gobernadores existe consenso. El parqué apuesta por una rebaja de tipos de al menos un cuarto de punto.

La gobernadora Janet Yellen teme que la crisis acabe mermando el consumo, lo que sugiere que podría estar a favor de un recorte de medio punto en los tipos que desde junio de 2006 están en el 5,25%. Richard Fischer y Dennis Lockhart no creen en un contagio al resto de la economía. Les preocupa más la inflación, lo que hace pensar que se oponen a una acción tan agresiva.

Los analistas esperan que la Fed sea ante todo clara en sus comentarios. Por si quedara alguna duda, Bernanke comparecerá el jueves ante el comité bancario de la Cámara de Representantes para hablar de la crisis en el mercado de crédito y las soluciones que puede aportar el Banco Central. Entre esas dos citas se hará público además el indicador de inflación de agosto y la evolución de los proyectos de nuevas viviendas.

La debilidad del dólar podría limitar la acción futura de la Fed, así como el repunte del petróleo, que roza los 80 dólares el barril. Sin embargo, los analistas advierten de que estos dos indicadores serán solo importantes para la Fed si observa un riesgo real para la economía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 16 de septiembre de 2007.

Lo más visto en...

Top 50