Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:

Geometrías de la visión

Las construcciones visuales del holandés Jan Dibbets invitan al espectador a mirar más allá de lo que muestran las dos dimensiones de la fotografía hasta enfrentarlo a la tridimensionalidad de las piezas que él escoge y modifica.

En una fotografía de grupo generacional, tomada en febrero de 1969 con motivo de la exposición Earth en el White Museum, se ve a Jan Dibbets entre Robert Morris, Richard Long y Robert Smithson; en ese mismo mes filmaba una acción en una playa de Holanda para participar en la primera producción televisiva de land art organizada por Gerry Schum. Éstos son los datos genealógicos de Jan Dibbets (Weert, Holanda, 1941), quien empezó realizando unas obras que consistían en dibujar sobre el suelo, en el campo abierto o en la playa, unas figuras trapezoidales que al ser fotografiadas desde un punto de vista determinado aparecen en la superficie del papel como un cuadrado. Estos trabajos, hoy recogidos en casi todas las antologías de land art y de arte conceptual, tuvieron una enorme importancia ya que unieron la idea de earthworks (trabajos de tierra) con el paisaje (lo que se ve en un territorio) y con el mundo conceptual, representado por la imagen ideal del cuadrado minimalista.

JAN DIBBETS

Galería Estiarte

Almagro, 44. Madrid

Hasta el 19 de octubre

En el Renacimiento, artis

tas como Alberto Durero desarrollaron la técnica de la perspectiva por medio de la cual se podía mostrar una imagen tridimensional en un plano de dos dimensiones sirviéndose de un marco de visión colocado en posición vertical entre el espectador y los objetos a representar. Jan Dibbets, por su parte, parece interesado en invertir la operación mostrando de qué manera una figura que se extiende en el espacio puede ser vista como una imagen vertical situada en el plano del cuadro. Ciertamente, algunos fotógrafos-pintores, como Georges Rousse o Calum Colvin, han explotado este procedimiento con resultados sorprendentes, pero creo que la simplicidad de la propuesta de Dibbets va más allá de la mera producción de efectos ilusionistas.

En las "perspective collections" de 2004, que ahora se muestran, los hilos que dibujan el trapecio "corregido" se superponen, oponen o reencuadran obras de minimalistas como Carl Andre, Donald Judd o Robert Ryman. Si tenemos en cuenta que uno de los axiomas del minimalismo es "lo que ves es lo que ves", el discurso de Dibbets contradice claramente estos principios al oponer a la inmediatez del empirismo perceptivo la construcción geométrica de la visión. Ésta es, también, la clave para comprender la otra serie de fotografías que se exhibe en esta exposición, titulada Colour Studies, en la que nos muestra fragmentos reencuadrados de carrocerías de automóviles de diferentes colores. La saturación y opacidad propia de este tipo de colores industriales se ve aquí contradicha por los brillos y reflejos que provocan. Los cuadrados amarillos, azules y rojos de su paisano Mondrian, padre de la modernidad, son aquí re-visados por medio de la objetividad del ojo fotográfico, de la visión posmoderna.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 15 de septiembre de 2007