Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Asesinado un líder suní iraquí aliado clave de EE UU

Una bomba acabó ayer con la vida del dirigente iraquí Abdul Sattar Abu Risha, la figura más importante en la revuelta de los jeques suníes contra la red terrorista Al Qaeda en la provincia de Al Anbar y estrecho aliado de las fuerzas militares de EE UU en la zona. La explosión alcanzó de lleno al vehículo de Abu Risha, que acababa de salir de su domicilio, en la ciudad de Ramadi. Junto a él murieron dos de sus guardaespaldas y su secretario privado. El líder tribal era jefe del Consejo de Salvación de Al Anbar, una alianza de clanes que respaldan al Gobierno iraquí, y se había reunido con George W. Bush, al que estrecha la mano en la imagen, en su visita a Irak la semana pasada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 14 de septiembre de 2007