Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:

Vuelve un talento insular

Hace ya 11 años que pasó por el festival de Sitges una de las últimas (y grandes) películas malditas del cine español: se trataba de Fotos (1996), del canario Elio Quiroga, irrepetible melodrama fantástico con arriesgados componentes religiosos que algún día alguien logrará reivindicar con éxito. Es tremendamente injusto -y, por lo demás, sintomático del estado de nuestra industria- que Quiroga haya tardado tanto en volver a dirigir un largo.

La hora fría, pesadilla apocalíptica sobre la claustrofobia de la supervivencia, no es un regreso por la puerta grande, pero demuestra que el paréntesis no ha mermado la capacidad de Quiroga para narrar en imágenes, algo que debería ser condición esencial de todo cineasta, pero que, como sabemos, no siempre lo es. Y menos en el cine español.

LA HORA FRÍA

Dirección: Elio Quiroga. Intérpretes: Silke, Julio Perillán, Pepo Oliva, Jorge Casalduero, Nadia de Santiago. Género: ciencia-ficción. España, 2006. Duración: 93 minutos.

La hora fría es una vuelta al ruedo abordada desde el posibilismo: su estética es feísta, algunas de sus interpretaciones son de chicha y nabo y el cineasta cae en alguna que otra ingenuidad, pero el conjunto saca considerable partido de sus limitaciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 14 de septiembre de 2007