Reportaje:La primera Diada del presidente Montilla

Joel Joan, tras las huellas de Xirinacs

El actor catalán, en un acto en el Fossar, asume las palabras del ex senador, quien se declaró "amigo" de ETA

El actor Joel Joan se convirtió ayer en protagonista del homenaje al ex senador Lluís Maria Xirinacs -fallecido el pasado agosto-, celebrado en el emblemático Fossar de les Moreres, en Barcelona. Como cada 11 de septiembre, en este lugar donde están enterrados los restos de los soldados catalanes que lucharon contra las tropas borbónicas durante la guerra de Sucesión, se congregan grupos independentistas, principalmente jóvenes, de las organizaciones MDT y Unitat Nacional Catalana. Ayer acudieron unos 2.000, según cálculos de la Guardia Urbana, que profirieron insultos -como el típico botiflers- y algún que otro empujón a los jóvenes de Esquerra Republicana.

Joel Joan, acompañado del miembro de la Mesa Nacional de Batasuna Mikel Etxaburu, hizo suyas las palabras que en 2001 pronunció Xirinacs en este mismo lugar y que le valieron dos años de prisión por un delito de enaltecimiento del terrorismo. Aquel año, el ex senador y ex sacerdote se declaró "amigo de ETA y de Batasuna". Ayer, Joel Joan afirmó: "En el año 2001, aquí mismo, Xirinacs habló de sus amigos. Hoy no hablaré de sus amigos, de mis amigos. Hablaré de mis enemigos".

¿Quiénes son los enemigos de Joan? Pues a tenor de sus declaraciones, el artículo octavo de la Constitución española, que reza: "Las Fuerzas Armadas (...) tienen como misión garantizar la soberanía y la independencia de España, defender su integridad territorial y el ordenamiento constitucional". A juicio del actor independentista, se trata de un "artículo terrorista que permite el uso de las armas contra los pueblos que democráticamente defienden su derecho a existir".

En el acto, organizado por la Comisión Independentista Fossar de les Moreres, Joel Joan dijo tener a Xirinacs como un ejemplo. "No sólo no soy español, no quiero ser español. Nunca. Xirinacs, eres una lección, eres el camino que tenemos que seguir. Yo aún soy un esclavo de España, pero pronto no lo seré. Te lo prometo", afirmó ante el clamor del público que, en algunos momentos, aplaudió sus declaraciones con gritos a favor de Terra Lliure. Incluso se guardó un minuto de silencio en memoria de los "patriotas" de esta extinta organización terrorista.

Joel Joan no ahorró embestidas contra España. "España es la aberración más grande de la Europa central, oriental y del este. Es una falacia esquizofrénica. (...) En España a la hipocresía la llaman democracia y si no dices lo que ellos quieren, te encierran, te amenazan o cierran los diarios que no les gustan", en referencia a Egunkaria.

Una vez finalizado este acto, al Fossar de les Moreres acudió una representación de las juventudes de Esquerra Republicana, que fueron recibidos con una pancarta con el lema En el Fossar no entra ningún traidor. Los jóvenes republicanos fueron continuamente abucheados e insultados al grito de "traidores". Una vez se retiraron de la plaza, se produjeron roces entre ambos bandos de independentistas, y algún que otro zarandeo. Pero los incidentes no dificultaron que los jóvenes de ERC pudieran realizar su ofrenda. Su líder, Pere Aragonés, lamentó que "haya gente que no entienda" la estrategia de su partido con vistas a la autodeterminación de Cataluña.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0011, 11 de septiembre de 2007.

Lo más visto en...

Top 50