El PP reta al PSOE a debatir la situación urbanística de Vigo

Los populares exigen que participe en el debate Dolores Villarino

José Manuel Figueroa, que desempeñó la concejalía de Urbanismo de Vigo en el anterior mandato, con el PP, retó ayer al PSdeG y al alcalde, Abel Caballero, a debatir la situación del urbanismo en la ciudad. Pone como condición que se aborden "todas las sentencias" desfavorables por irregularidades y que en el debate participe la presidenta del Parlamento gallego, Dolores Villarino, antes concejala en Vigo.

La mayoría de las irregularidades urbanísticas, y de las sentencias judiciales que las señalan, derivan, según Figueroa, del plan general de 1993, actualmente vigente y aprobado cuando Dolores Villarino dirigía la concejalía de Urbanismo en Vigo. Figueroa la acusó ayer de ser "una de las máximas responsables del desastre urbanístico" de la ciudad.

El concejal popular respondió así a las severas críticas de los socialistas al PP en relación con las licencias concedidas para la construcción del centro comercial Gran Vía, el más grande de Galicia, promovido por ING Real Estate en Finca do Conde. Las licencias fueron otorgadas durante el anterior mandato, con Corina Porro en la alcaldía, y han sido invalidadas por diversas sentencias judiciales.

Los socialistas han alentado siempre la sospecha de que en el proceso urbanístico de Finca do Conde pesaron "intereses inconfesables" del PP desde la misma aprobación del plan parcial, en 1998, que el Tribunal Supremo anuló con sentencia firme en diciembre del año pasado. Las licencias de construcción y apertura del centro comercial fueron concedidas en marzo de 2006 y el grupo socialista las recurrió en los tribunales. Una sentencia conocida el lunes señala que no debieron concederse al existir tres sentencias del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) que anulaban el plan.

Al hilo de esa última sentencia, los parlamentarios socialistas Abel Losada y Manel Gallego reclamaron el miércoles explicaciones de Corina Porro y su concejal de urbanismo, José Manuel Figueroa, sobre todo el proceso urbanístico de Finca do Conde. El PP aduce que, en el momento de otorgar las licencias para el centro comercial, las sentencias del TSXG no eran firmes y no concederlas les habría hecho incurrir en prevaricación. Ayer Figueroa llamó a Losada y Gallego "lacayos de Abel Caballero". Habrían actuado, según él, por deberle "muchos favores personales" al alcalde.

Caballero, por su parte, insistió ayer en la necesidad de que sea la propia Corina Porro quien explique "sin intermediarios" su actuación en la concesión de las licencias, porque, según el alcalde, "es la primera vez que se otorgan con sentencias judiciales en contra". El alcalde culpó al PP de haber provocado una grave situación en el urbanismo de la ciudad y calificó su gestión en el área como "catastrófica".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción