Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Rumores contra los minipisos

Vuelve la oposición vecinal en Córdoba a un proyecto de pisos protegidos

Estudios de 40 metros cuadrados. Con salón y cocina integrados, un dormitorio y un cuarto de baño. El alquiler rondará entre los 150 y 180 euros al mes. Y los ocupantes de los 460 apartamentos serán jóvenes y mayores, que dispondrán de servicios comunes como lavandería o gimnasio. Este proyecto lleva rondando dos años por los despachos del Ayuntamiento de Córdoba. Primero lo intentó sacar adelante IU en solitario y ahora junto al PSOE, con el que gobierna en coalición. Pero una extraña oposición vecinal, basada en rumores, logró tumbar en 2006 este proyecto en el barrio de la Fuensanta. Se recogieron firmas en contra y el Consistorio paró la idea. El rumor que entonces se extendió fue que los apartamentos eran para inmigrantes, en concreto, para el colectivo rumano.

MÁS INFORMACIÓN

El nuevo equipo de gobierno ha recuperado la idea. Esta vez pretende levantar los pisos en el antiguo cuartel de Lepanto. Dispondrán de los terrenos, tienen la idea, una fecha de inicio (finales de la legislatura, en 2011) e intentan ganarse a los vecinos.

Victoria Fernández, concejala responsable de la Empresa Municipal de la Vivienda, ha emprendido una campaña de reuniones con colectivos del barrio. Ya ha estado con una asociación de pensionistas y con el consejo de distrito para explicar la idea, para asegurar que los jóvenes de la zona tendrán prioridad para vivir allí. Y para afirmar que también están destinados a personas mayores autónomas, ya que hay que "diseñar edificios que posibiliten" a este colectivo poder "vivir con las necesidades que tienen ahora". El proyecto también incluye un centro de mayores, otro de servicios sociales y aparcamientos, de los que un porcentaje estará reservado al resto de los vecinos del barrio.

Pues bien, ya ha surgido una oposición frontal. La capitanea la Asociación de Vecinos Unión de Levante, cuyo presidente, José Carmona, está recogiendo firmas contra el proyecto ya que considera que en ese lugar se deberían levantar sólo equipamientos para el barrio y no pisos. Según él, los pisos "van a ser tutelados y a ellos van a poder acceder jóvenes de todo tipo, y no sólo del barrio o cordobeses". El PP se ha puesto al lado de esta asociación. Y el Ayuntamiento ha tenido que replicar que el proyecto "no va dirigido a inmigrantes".

A los apartamentos también le han salido amigos. Como la Asociación de Vecinos Nuestra Señora de Belén. Su presidente, Carlos Medel, sostiene que el proyecto "cubre las necesidades de la zona". La misma opinión tienen los responsables de la Asociación de Pensionistas Senada.

Según el último padrón publicado (2006), Córdoba está a la cola en cuanto al número de inmigrantes empadronados. Sólo el 1,9% de la población es foránea en la provincia, frente al 5,35% de Andalucía y el 8,46% del resto del país. En la capital cordobesa los extranjeros son el 1,7%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 7 de septiembre de 2007