Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Árboles secos tras las elecciones

Ecologistas denuncia la muerte de centenares de ejemplares junto a la M-30

Ecologistas en Acción, veterana organización de defensa medioambiental, ha denunciado que la mitad de una masa forestal de unos 1.500 árboles de los plantados en fechas previas a las elecciones municipales del 27-M en las inmediaciones de las obras de la M-30 ya están secos o en trance de marchitarse. La zona asolada se distribuye entre la Huerta de la Partida, en el esquinazo de la Casa de Campo, y en la avenida de Portugal. Los árboles malogrados son, sobre todo, nogales, cerezos, manzanos y perales. El precio de la masa forestal arruinada derivaría de multiplicar cada ejemplar por una cifra de entre 100 y 300 euros. El cerezo es el más caro.

El cómputo ha sido derivado de un estudio realizado por la organización ecologista en ambas zonas madrileñas, donde el preludio electoral se vio floreado por la apresurada plantación de árboles, arbustos y ajardinamientos varios en enclaves que, según su observación, han resultado impropios para asegurar la continuidad de la vida vegetal. A ello se suma la inadecuación de los sistemas de riego, "como en el caso de los nogales, tanto por falta de regadío adecuado como por exceso, ya que se trata de un árbol igualmente sensible a ambos estados, a juicio de Luciano Labajos, dirigente ecologista y jardinero municipal, coautor del libro Jardinería tradicional madrileña. "Las causas hay que atribuirlas a la adquisición de los árboles en viveros con ejemplares de buena calidad pero procedentes de climas más frescos", explica: "Es el caso de los cerezos ya marchitos de la avenida de Portugal". Además, centenares de los árboles malogrados lo han sido por haberse plantado sobre áreas en las cuales se habían vertido escombros y tierras removidas, remarcablemente en la Huerta de la Partida, donde Ecologistas en Acción denunció reiteradamente el incumplimiento de promesas municipales previas sobre el patrimonio forestal histórico y el diseño de los jardines nuevos allí construidos.

Nogales, cerezos y perales, malogrados por el apresuramiento preelectoral del 27-M

Para el dirigente ecologista, "otras plantaciones como los olivos, granados y, en general, los rústicos han resistido y enraizado bien por tratarse de especies autóctonas". Y añade: "En la zona de Salón de Pinos, junto al estadio Vicente Calderón, hasta dentro de un año no veremos si han enraizado adecuadamente o acabarán también por malograrse".

Fuentes municipales señalaron tiempo atrás que algunos de los árboles recién plantados sufrieron ataques de insectos, sobre todo escarabajos perforadores, de gran voracidad. Pero Labajos refuta el argumento: "Se trata de un factor necesario para el deterioro del árbol, pero no suficiente en un plazo de tres meses".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 6 de septiembre de 2007