Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:TONY PARKER | Base de Francia y campeón de la NBA con San Antonio Spurs | Eurobasket | Las reflexiones del gran ídolo francés

"Sí, soy una estrella"

"¿De qué habla en sus canciones?" "Rapeo sobre mi vida", contesta Tony Parker (Bélgica, 1982, con nacionalidad francesa), el base líder de Francia y campeón de la NBA con San Antonio Spurs. Hasta ayer, el primer europeo en ser nombrado mejor jugador de una final tenía motivos para la alegría. Después de su mejor temporada en Estados Unidos, donde ha ganado ya tres anillos, es venerado en la selección francesa. Casi él solito se bastó para rematar a Italia con 36 puntos el martes. Una actuación al estilo de su ídolo, Michael Jordan. Pero ayer, frente a Eslovenia, Parker falló un tiro libre en el último segundo y su equipo perdió (67-66). "Mi fallo demuestra que nunca puedes perder la concentración". Hijo de un jugador estadounidense, la familia Parker pasó varios años en Chicago. "Crecí aprendiendo de él".

"Calderón y Gasol son dos jugadores 'All Star'. Navarro ya demostró en Japón lo que vale"

"Me gusta ser un líder, dominar el juego y sacar lo mejor de mis compañeros"

"Para mí es un orgullo jugar con Francia; quiero estar en los Juegos de Pekín como sea"

"Antes sólo penetraba. He mejorado mi tiro y ahora los rivales sufren para detenerme"

Pregunta. Su compañero Boris Diaw tuvo muchos problemas para llegar a un acuerdo con los Phoenix Suns y la federación francesa para contratar un seguro, lo mismo que Garbajosa. Antes del Europeo, usted pasó una revisión médica por una lesión en el tobillo derecho. ¿Le dijeron que no jugara?

Respuesta. No hubo ningún conflicto entre San Antonio y el equipo francés. Los Spurs querían que yo descansara durante este verano porque he jugado un montón de partidos esta temporada, casi cien. Además, los jugadores que venimos aquí nos quedamos casi sin vacaciones. Hay demasiados partidos entre la NBA y las competiciones de la FIBA, que, además, ahora se inventa un torneo preolímpico, casi no podemos descansar, y los equipos invierten mucho dinero. Pero ellos sabían que yo deseaba jugar el Europeo, que era muy importante para mí estar aquí, y respetaron mi voluntad.

P. Llega usted al Eurobasket después de una temporada casi inmejorable.

R. Fue fantástica porque conseguimos ganar un nuevo campeonato. Es magnífico para los jugadores y para la gente que trabajó duro para conseguir el título, y también para los aficionados que nos han apoyado. Personalmente, me siento bien en este equipo e intento mejorar cada año como parte de un grupo. Juego en San Antonio desde 2001 y ahora tengo mucha más experiencia. Quizá eso me hace ser ahora un jugador más importante.

P. En su segunda temporada en la NBA, el equipo estuvo a punto de traspasarle a Nueva Jersey en un cambio por Jason Kidd. ¿Qué ha cambiado hasta ahora?

R. Mejoré definitivamente mi tiro y mi capacidad para defender, y he trabajado muy duro para tener un mejor lanzamiento desde la línea de tres. Antes estaba acostumbrado a ir a canasta y sólo pensaba en anotar, pero ahora tengo más armas. Eso hace que los rivales sufran para detenerme. Aunque en Europa el juego es diferente. En la NBA puedo cambiar de ritmo, penetrar y salvar la presión de la defensa. Jugando contra equipos europeos las defensas se cierran más y ya no me valen tantas penetraciones. Hay que buscar otra solución, el tiro de lejos. Y he mejorado mi fortaleza mental. En la NBA es básico estar siempre muy concentrado. Las reglas allí tienden a favorecer el ataque mucho más que en Europa. También se juega más rápido. Para triunfar, un europeo debe adaptarse a las reglas y ponerse físicamente más fuerte. Y que el entrenador confíe en ti.

P. ¿Se considera ahora una estrella de la NBA?

R. He jugado el partido de las estrellas, así que... ¡sí, lo soy! Aunque lo más importante es ganar títulos.

P. ¿Nota que ha cambiado la opinión del resto de jugadores respecto a usted?

R. No, no creo. Soy todavía el mismo chico, todavía me comporto de la misma manera y los compañeros me tratan igual.

P. Después de ganarlo todo en la NBA, ¿hasta dónde puede llegar Francia?

R. No tenemos un límite. Queremos llegar lo más lejos posible. Pero lo más importante es conseguir la clasificación para los Juegos Olímpicos. Quiero estar en Pekín como sea. Hay una gran expectación en torno a nosotros. Y para mí es un orgullo estar con mi país, con jugadores que son mis amigos desde hace mucho tiempo, como Diaw y Turiaf. Juntos ganamos un Europeo júnior (2000) y ahora buscamos otro triunfo. Para mí es una buena oportunidad en una competición muy diferente de la NBA. Mi próximo objetivo es ganar algo con Francia, es mi gran reto, algo que me entusiasma.

P. Líder en San Antonio y ahora con Francia. ¿Está acostumbrado a serlo?

R. Me gusta ser un líder y dominar el juego. Es el modo en el que estoy acostumbrado a jugar. Trato de sacar lo mejor de mis compañeros durante el partido. Hay que ser un líder cuando juegas en mi posición, dirigiendo el juego. Ya no es para mí una cuestión sólo de jugar bien. He demostrado que soy competente jugando con Francia y, pese a lo que he ganado ya este año, estoy muy motivado.

P. ¿Qué opciones tiene el equipo francés?

R. El entrenador, Claude Bergeaud, ha construido un equipo con un muy buen equilibrio defensivo y la integración de los nuevos jugadores ha sido buena. Pero tuvimos también algunos problemas durante la preparación y eso retrasó nuestra cohesión como equipo. Nuestro equipo es siempre una referencia defensiva en Europa. La defensa nos hace ganar. Necesitamos mejorar nuestra manera de jugar en ataque para estar a la altura de los mejores.

P. ¿Qué opina de los jugadores españoles?

R. Calderón y Gasol son jugadores de All Star. Navarro ya demostró lo que vale en el Mundial de Japón. Puede hacer grandes cosas en la NBA. España es un gran equipo, con la ventaja de que llevan jugando juntos mucho tiempo y de que ahora están en casa, en un país que respira baloncesto. Pero a la vez tienen mucha presión encima y tendrán que saber desenvolverse con ella y aguantarla. Gasol y Garbajosa son dos grandes líderes. Pueden ganar el oro. También Grecia es muy fuerte. Pero en un partido cualquiera puede perder.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 6 de septiembre de 2007