Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Diputación de Lleida y la Paeria pretenden impulsar proyectos comunes

El alcalde de Lleida, el socialista Àngel Ros, y el presidente de la Diputación de Lleida, el republicano Jaume Gilabert, acordaron ayer, en la primera reunión que mantienen desde que tomaron posesión de sus cargos, estrechar las relaciones de colaboración institucional para reclamar a las administraciones central y autonómica las infraestructuras pendientes en la provincia.

Con el cambio de color político en la Diputación, gobernada ahora por ERC y PSC, ambas instituciones quieren iniciar una nueva etapa de entendimiento para desencallar antiguos contenciosos e impulsar proyectos comunes en materia de promoción económica, turismo e infraestructuras. Durante el tiempo que CiU presidió la corporación provincial, las relaciones con el Ayuntamiento fueron muy distantes y en determinados momentos muy tensas. Sobre todo en la pasada legislatura, cuando el convergente Isidro Gavín compaginó el cargo de presidente con el de portavoz del grupo municipal en el Consistorio.

Los dos mandatarios se comprometieron ayer a trabajar juntos en temas que son de máximo interés; principalmente, para conseguir buenos accesos por carretera y ferrocarril con el futuro aeropuerto de Lleida-Alguaire, la mejora del eje del Ebro y las autovías hasta Tarragona, Huesca y Francia por el valle de Aran. Gilabert destacó la existencia de una gran complicidad personal y política con Ros.

La promoción económica y turística del territorio también se trabajará de forma conjunta. El Consistorio impulsa junto a la Universidad de Lleida el Parque Científico y Tecnológico de Gardeny y la Diputación, el Centro Europeo de Empresas e Innovación de la Caparrella.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 6 de septiembre de 2007