Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Réplica

Soy profesora en un centro donde se imparten ciclos formativos de grado superior con proyección profesional en el mundo del Arte y no me queda más remedio que responder con indignación a una de las cartas aparecidas en su periódico del día 31 de agosto, referida al desacierto de abrir la Biblioteca Nacional al público general mayor de 18 años.

En primer lugar, me gustaría preguntarle a la firmante de la carta cómo puede responsabilizar a Rosa Regás del robo. ¿Sabe quiénes son los ladrones y cuándo robaron los mapas?

En segundo lugar, por supuesto que se debe abrir la BN a todos los mayores de 18 años. Pienso que la cultura es y debe ser de todos. ¿Me podría explicar esta señora qué tiene contra los jubilados, amas de casa y los cientos de estudiantes a los que alude? ¿Y con qué quiere que vayan los estudiantes a la Biblioteca, si no es con apuntes y libros de texto? ¿O acaso no sabe lo que es un estudiante? Son los investigadores los que supuestamente han robado los mapas...

Mis alumnos, gracias a que han podido acceder a la BN, han podido trabajar y estudiar como les corresponde, y esto los profesores lo hemos notado mucho, se lo aseguro. El resultado es todo lo contrario que demencial; hemos convertido la BN en lo que tiene que ser, un lugar de lectura, consulta y, por supuesto, investigación. Todas estas actividades tienen cabida.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de septiembre de 2007