Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sanz se niega a facilitar que se aborte en Navarra como pide el PSN

El Gobierno de Navarra no va a fomentar el aborto en centros públicos de la Comunidad foral y va a respetar el derecho de los profesionales sanitarios a la objeción de conciencia. El presidente Miguel Sanz adelantó ayer la postura del Gobierno de UPN-CDN al requerimiento realizado por el PSN, que ha presentado en el Parlamento una moción para instar al Ejecutivo a que garantice que las mujeres puedan abortar, dentro de los supuestos legales, en la Comunidad foral.

Según explicó el PSN, Navarra es la única comunidad en la que no se practican abortos, ni en la sanidad privada ni en la red pública. El Gobierno de Navarra financia las intervenciones en comunidades limítrofes. Al término de la sesión de gobierno, Sanz proclamó que el Gobierno foral seguirá apostando "por la vida, por las políticas activas y por el fomento de la natalidad", necesaria para el progreso de Navarra, apuntó. Según dijo, de lo contrario, el futuro es "muy negro". "Estaríamos trabajando desde una perspectiva nefasta", insistió.

"Una cosa es cumplir con la ley aunque no estemos de acuerdo y otra cosa es fomentar los contenidos", dijo Sanz. Para el presidente navarro, su postura se mantiene "desde el cumplimiento estricto de la ley y el respeto a la objeción de conciencia".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de septiembre de 2007