Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El RACC cree que el efecto positivo del carnet por puntos precisa de medidas de apoyo

El carnet por puntos es positivo. Pero si no va acompañado de medidas de apoyo, sus efectos beneficiosos pueden estancarse. Ésa es la principal conclusión de un informe elaborado por el Real Automóvil Club de Cataluña (RACC). Desde su entrada en vigor, el nuevo permiso de circulación ha propiciado un descenso continuado en los accidentes de tráfico. Entre julio de 2006 y junio de 2007 murieron 500 personas menos de lo habitual otros años. La reducción se ha ralentizado, sin embargo, en los últimos meses. Sobre todo, después de un agosto negro en el que han muerto en toda España 269 personas, un 7,6% más que el año pasado.

A juicio del RACC, resulta "imprescindible" poner en marcha "medidas complementarias" que eviten el "agotamiento" del carnet por puntos. Entre otras iniciativas, el organismo catalán propone agilizar las sanciones a los infractores, especialmente en el caso de los reincidentes. En muchos casos, un conductor puede seguir circulando con su permiso, a pesar de que Tráfico le haya retirado ya todos los puntos. La razón es la lentitud de la burocracia a la hora de tramitar la retirada del carnet.

El RACC apuesta por aumentar la presencia policial en las carreteras, mejorar la señalización vial -para favorecer el mayor cumplimiento de los límites de velocidad- y vincular el dinero recaudado por multas de los radares a medidas que mejoren la seguridad vial. El organismo también considera necesario acelerar la reforma del Código Penal. "Dado que va a ser difícil que los descensos observados se mantengan indefinidamente, un primer objetivo debe ser consolidar las mejoras alcanzadas, evitando repuntes al alza", señala el informe.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de septiembre de 2007