Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 'jardín vertical' del paseo del Prado se seca

Hacer crecer vegetación sobre la pared de un edificio es posible. Pero que las plantas puedan sobrevivir a la verticalidad es más dudoso. El botánico francés Patrick Blanc presentó hace un mes el jardín que ocupa una de las medianeras que delimitan el CaixaForum, en el paseo del Prado. En julio, los 460 metros cuadrados de jardín estaban verdes. 15.000 plantas de 250 especies diferentes conformaban una especie de bosque frondoso incrustado en un muro.

Un mes después, las cosas han cambiado. "Parece la maleza de un edificio abandonado", dice Juan. Es arquitecto y fotografía el jardín. Admira a Herzog & De Meuron, los profesionales encargados del proyecto del CaixaForum, que pidieron a Blanc uno de sus muros vegetales para decorar el edificio. Cree que el bosque vertical es "una buena idea", pero reconoce que "ahora está feo, como descuidado".

Algunas plantas se han secado y han perdido su color original. Mucho de lo que antes era verde, ahora es marrón. Y hay huecos vacíos por todas partes. Las raíces de las plantas se fijaron con grapas en el muro a principios de año y un sistema de riego automático hace discurrir el agua de arriba abajo. "Pasé por aquí en junio y estaba bonito, pero ahora da pena verlo", cuenta María, que se ha detenido ante el muro para enseñárselo a su pareja. Y especula: "Será por las obras y el calor".

Puede. Al menos eso es lo que dice un portavoz de CaixaForum: "El crecimiento del jardín se está solapando con el calor y las obras de la sede. Está un poco seco debido a ello, pero estaba previsto". El mismo portavoz asegura que un ayudante de Blanc visitó el jardín la semana pasada y ordenó que no se podaran las plantas con mal aspecto porque así "protegen las especies que tienen detrás". Los jardineros le hicieron caso. Ayer no había ninguno: "No sé que horarios tienen, pero el muro está atendido y no presenta ningún problema. La sequedad es temporal", aseguró el portavoz.

El proyecto de la sede de CaixaForum incluye el jardín y la plaza que hay delante. Toda la obra ha costado 60 millones de euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 22 de agosto de 2007