Reportaje:

Un hijo de Pinochet saca a la venta trajes de su padre

El primogénito del ex dictador chileno ofrece, por 1.450 euros la pieza, los ternos usados que recibió como regalo paterno

Son la principal atracción de una sastrería situada en una galería comercial del centro de Santiago. Augusto Pinochet Hiriart, el hijo mayor del fallecido ex dictador chileno, puso a la venta ternos de calle que pertenecieron a su padre y éste usó desde los años ochenta en adelante. Los más baratos se venden cada uno al equivalente a 1.450 euros.

Para comprar, eso sí, hay que ser una persona conocida en los círculos pinochetistas, porque no se venden a cualquiera que aparezca, y desde que el diario La Tercera informó de esta venta, no se encuentran en exhibición. Si algún interesado aspira a usar estos ternos, debe tener entre las tallas 52 y 54, que en Chile implican ser poseedor de una cintura respetable, de entre 120 y 130 centímetros.

Los trajes "son de calle, sin importancia histórica, ternos y chaquetas viejas que me regaló mi papi" porque coincidían sus tallas, afirmó Pinochet Hiriart a la prensa chilena. Augusto Pinochet Ugarte usaba estos ternos en su casa o para salir, y su hijo alcanzó a estrenar algunos antes de ponerlos a la venta porque, según explicó, necesitaba despejar su propio armario y los entregó hace dos semanas al sastre de su padre.

"Son más bien trajes corrientes, que él usaba en casa o para salir en actividades particulares, nada de momentos emblemáticos o especiales", según el hijo mayor del ex dictador. Entre las prendas no hay uniformes, ni trajes que llevase en "momentos emblemáticos o especiales", porque esa ropa la conservan en la Fundación Augusto Pinochet, que agrupa a los partidarios del general y busca preservar su memoria. "No hay ninguno de los trajes que usó en Londres", agregó.

La sastrería D'Adriany, situada en el centro de Santiago, cerca de la Alameda, la principal avenida de la capital, tiene la exclusiva de ropa usada por el ex dictador, que murió en diciembre del año pasado. Allí cobran el equivalente a 180 euros por un traje a medida. "¡La ropa ya se la llevaron! ¡Todo lo que se ha dicho sobre el guardarropa de mi general es falso!", afirmó molesto el propietario de la sastrería D'Adriany a un periodista, amenazando con querellas.

Al ex dictador le preocupaba su apariencia personal. Para lucir de mayor estatura que otros generales, su gorra de capitán general era cinco centímetros más alta. Compraba telas en tiendas exclusivas para sus trajes, que la prensa ha estimado cercanos a los 200. Poco antes de ser detenido en 1998 en Londres, por orden del juez español Baltasar Garzón, compró telas. En sus corbatas lucía una perla.

Un interesado ofreció cerca de 10.000 euros por llevarse los 20 trajes puestos a la venta, entre ellos uno azul marino que usó el general siendo senador vitalicio, pero Pinochet Hiriart rechazó la oferta por considerarla insuficiente.

El primogénito ha sido siempre un hijo problemático para su familia, y fue protagonista de varios escándalos hasta que el ex dictador lo envió fuera del país. Su padre lo ayudó económicamente tras haber quebrado en sus negocios. Hace tres años, Pinochet Hiriart fue condenado por el delito de traspaso de un automóvil robado a sabiendas de que lo era.

La venta de ropa usada por el ex dictador, que probablemente disgustará en los círculos pinochetistas, podría tener como explicación que los hijos y la esposa del general todavía no han podido acceder a la fortuna de éste, que permanece en su mayor parte embargada por la justicia. Desde la muerte de Pinochet, sus familiares han perdido protagonismo público y apoyo del Ejército.

El ex dictador murió a los 91 años, tras un infarto de corazón, el 10 de diciembre pasado, sin haber sido condenado por los 3.000 asesinatos de la dictadura que encabezó entre 1973 y 1990, ni por el origen de su fortuna, del orden de los veinte millones de euros, mantenida en depósitos con nombres falsos en el exterior, ni por evasión de impuestos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 12 de agosto de 2007.

Lo más visto en...

Top 50