Montilla aplaude la iniciativa, pero cree que debería haber llegado antes

El presidente de la Generalitat, José Montilla, aplaudió ayer la iniciativa para avanzar la creación del centro de coordinación de incidencias ferroviarias en Barcelona. Montilla juzgó "positiva" la medida, aunque consideró que "quizá, tendría que haberse hecho antes". El presidente catalán avaló las críticas vertidas por el consejero Joan Saura, presidente accidental, sobre la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez. "Saura insistió en que hacía falta más información y estar más encima de los problemas. La ministra ha asumido lo que él dijo, y por eso ha avanzado la constitución de la comisión".

En un encuentro anual que los socialistas organizan en El Vendrell, Montilla también defendió la gestión de Álvarez al frente de Fomento: "Lo que está haciendo es lo que le toca hacer. Los problemas no aparecieron de un día para otro, sino por la falta de inversión de los Gobiernos de CiU y el PP".

Montilla se reunirá hoy con los consejeros de Economía, Antoni Castells, y de Política Territorial, Joaquim Nadal, para preparar la comparecencia de ambos, el lunes en el Parlament. En el encuentro, analizarán el restablecimiento del suministro eléctrico en Barcelona y prepararán la operación retorno.

Sobre el desarrollo del Estatuto, el presidente catalán tuvo palabras muy duras para Felip Puig, que calificó el proceso de "estafa": "El calificativo estafa sólo puede explicarse por el resentimiento y la confusión por la que atraviesa CiU. Puig tiene un problema de segregación de bilis política", remachó Montilla.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 11 de agosto de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50