Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un vicealcade italiano pide una "limpieza étnica de maricones"

Una particular receta para acabar con la prostitución masculina en la localidad de Treviso, en el norte de Italia, es la que se la ha ocurrido proponer a su vicealcalde, Giancarlo Gentilli, de la Liga Norte (un partido federalista y conservador): la "limpieza étnica de maricones". El revuelo ha calentado aún más el verano italiano. Partidos políticos de todas las tendencias, ministros y asociaciones criticaron ayer con dureza a Gentilli, que ayer dijo en una emisora de radio que daría "inmediatamente órdenes" al responsable de la Policía Local para que hiciera tal "limpieza".

Es la propuesta de Gentilli para solucionar un problema de prostitución masculina en un aparcamiento del hospital de la ciudad. Para el vicealcalde, "los maricones deben ir a otras capitales de provincia que estén dispuestas a acogerlos. En Treviso no hay ninguna posibilidad para maricones o similares". La ministra italiana de la Familia, Rosy Bindi, calificó las palabras de Gentilli, que también fue alcalde de la ciudad, de "gravísimas e inciviles", y subrayó que la expresión "limpieza étnica" recuerda "tragedias en la historia que provocaron sufrimiento a millones de personas".

También reaccionaron con presteza el Círculo de Cultura Homosexual Mario Mieli y la asociación Acigay, que anunciaron una querella y pidieron al ministro de Interior, Giuliano Amato, que "intervenga ante una administración (local) que incita a la violencia".

El ex ministro Roberto Calderoli, también de la Liga Norte, le negó su apoyo: "Hablar de limpieza étnica de maricones, eso no. Lo siento, pero no estoy de acuerdo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 10 de agosto de 2007