Convocados paros en los autobuses de Bilbao los principales días de la Aste Nagusia

Los conductores de los autobuses de Bilbao han decidido ir a la huelga durante los tres días más señalados de la Aste Nagusia. El comité de empresa de Transportes Colectivos SA (TCSA), la concesionaria de las líneas urbanas de Bilbobus y las principales de Bizkaibus, que unen la capital con las mayores localidades vizcaínas, convocó ayer tres jornadas de paro para el 18, el 24 y el 25 de agosto. Estas fechas son, respectivamente, el inicio de las fiestas, el día grande y el sábado de víspera de su final, cuando miles de personas se movilizan para disfrutar de la Aste Nagusia. Los paros comenzarán a medianoche y se prolongarán durante 24 horas.

Juan Antonio Fernández, miembro del comité de empresa y responsable de transportes colectivos del sindicato CC OO, explicó a este periódico que la principal queja de los conductores deriva de la forma en que la empresa maneja la bolsa de trabajo: "Las expectativas de optar a un contrato indefinido son mínimas, es casi imposible".

Este responsable sindical precisó que los conductores que acumulan mayor número de días trabajados deberían ser los que más posibilidades tuviesen de acceder a un contrato indefinido. Calcula que son más de 100 los profesionales del servicio sujetos a contratos temporales. "No pedimos más dinero, sino la reincorporación de los trabajadores despedidos de forma improcedente y mejoras contractuales", recordó.

Fernández también señaló al alcalde bilbaíno, Iñaki Azkuna, y el concejal de Circulación y Transportes, Ibon Areso, como responsables del paro y sus consecuencias.

El Ayuntamiento, al margen

Areso replicó que el consistorio no va a intervenir en el conflicto, ya que "se trata de un problema entre la empresa y los trabajadores que se debe resolver entre las partes". Ningún responsable de TCSA opnió ayer públicamente sobre la convocatoria de los tres días de paro.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El dirigente de CCOO considera, en cambio, que el Ayuntamiento tiene su parcela de responsabilidad en el problema y "puede tener el nivel de influencia que quiera, pues es el último garante del servicio municipal".

El representante sindical justificó la elección de tres fechas tan señaladas para los paros: "En días laborables el daño sería mucho mayor. Al tratarse de días festivos, los ciudadanos podrán apreciar el valor que tiene nuestro servicio".

[Más de 27 millones de viajeros usaron durante el último año los autobuses urbanos de San Sebastián, lo que supone 1.480.389 de usuarios más que en los dos años anteriores. Los nuevos bonos mensuales "han sido parte importante del éxito", según aseguraron los responsables del servicio. "El 82,29% de los usuarios del primer semestre del año han utilizado billetes bonificados", apostillaron].

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS