Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bustos adjudicó obras de los tres organismos que preside a socios de un tío suyo

El alcalde de Sabadell preside además la FMC y la empresa municipal de vivienda

Socios empresariales de Melquíades Garrido, tío carnal del alcalde de Sabadell Manuel Bustos Garrido, han sido beneficiarios de diversas adjudicaciones por parte del Ayuntamiento de la ciudad, la Empresa Municipal de Vivienda (Vimusa) y la Federación Catalana de Municipios (FCM), todas ellas realizadas mediante concurso público. Bustos preside estos tres organismos públicos. Melquíades Garrido, a su vez, forma parte del Consejo de Administración de Vimusa, que adjudicó a la empresa Frank Font la construcción de una promoción de viviendas en Sabadell por 4,78 millones de euros. Garrido fue el único miembro del Consejo que defendió este contrato. La constructora Frank Font es propiedad de un socio del propio Garrido.

Las empresas relacionadas con Melquíades Garrido y adjudicatarias de diversos contratos son la ya mencionada Frank Font Construcciones, Enterprise Sistem Architec (ESA) y SEROP. Todas ellas son propiedad, según consta en el Registro Mercantil, de socios de Garrido, con quienes comparte accionariado en terceras sociedades [véase cuadro adjunto]. Además, algunos de ellos forman parte de la junta del Gremio de Constructores de Sabadell, que preside también Melquíades Garrido.

- Vimusa. La Empresa Municipal de Vivienda de Sabadell adjudicó en marzo de 2003 a Frank Font la construcción de una promoción de viviendas, denominada Serra 1, que incluía 64 pisos de protección oficial y 66 plazas de aparcamiento. En el acta del Consejo de Administración, a la que ha tenido acceso este periódico, al menos tres de sus miembros expresaron sus dudas sobre la credibilidad de esta constructora y su capacidad para asumir una obra de estas características. Apostaron por adjudicarla a otra empresa a la que creían con más experiencia.

Con el fin de contrarrestar estas reticencias, el gerente de Vimusa, Lluís Albareda, y Melquíades Garrido salieron en defensa de la constructora. La misma acta de la sesión recoge sus argumentos: "El Sr. Albareda y el Sr. Garrido confirman que la empresa Frank Font está capacitada para ejecutar esta obra". La adjudicación, finalmente, se aprobó por unanimidad por un importe de 4,55 millones de euros. Era la primera vez en toda su historia que Vimusa otorgaba una obra a una empresa de Sabadell.

A pesar de que el Consejo de Administración adjudicó esta promoción de viviendas a la empresa Frank Font, finalmente el contrato de obra se suscribió con otra compañía: Enterprise Sistem Architec (ESA), entre cuyos accionistas también figura Font.En el contrato, el precio de la obra se redujo, sin razón aparente, en 80.000 euros, hasta 4,47 millones.

Si en el accionariado de Frank Font tan sólo figura un socio de Melquíades Garrido, la empresa Enterprise Sistem Architec ya es directamente propiedad de sus cuatro socios.

Melquíades Garrido se incorporó al Consejo de Administración de Vimusa en el año 2000, a los pocos meses de que Manuel Bustos accediera a la alcaldía, como representante del Gremio de Constructores de Sabadell.

- Federación de Municipios. La Federación de Municipios de Cataluña, que preside Manuel Bustos, realizó en abril de 2004 unas obras de acondicionamiento de su sede en Barcelona. Este organismo, que agrupa principalmente a los ayuntamientos de izquierda catalanes, es de carácter privado, por lo que no se rige por la ley de contratos de las administraciones públicas.

Para la consecución de las obras, la FMC solicitó tres presupuestos a otras tantas empresas. Las obras se adjudicaron a Enterprise Sistem Architec (ESA) porque, según la federación, presentó el presupuesto más barato. Las obras ascendieron a 411.995 euros. ESA también es propiedad de socios de Melquíades Garrido.

Las otras dos firmas que presentaron proyectos fueron ID Interiorismo y Construccions i Serveis, con un presupuesto de 516.604 y 542.621 euros. Es decir, más caros que la empresa que resultó adjudicataria.

- SEROP. El Ayuntamiento de Sabadell ha contratado a la unión temporal de empresas SEROP-Elsamex, la conservación de las calles y aceras de la ciudad. El importe del servicio, de cuatro años de duración y que finalizará el próximo mes de agosto, asciende a 5,8 millones.

Cuando se firmó el contrato, SEROP era propiedad de Ricard Gavaldà, socio de Melquíades Garrido, que falleció el pasado año. Ahora, la compañía es propiedad de su esposa e hijos.

Según consta en una documentación de la concejalía de Recursos Económicos del Ayuntamiento de Sabadell, SEROP ocupaba en 2001 el puesto número 18 en la clasificación de las mayores empresas proveedoras del consistorio. Aquel año facturó 331.298 euros. Tan sólo cuatro años más tarde, en 2005, SEROP pasó a ocupar el tercer puesto en esta clasificación, al facturar 2,75 millones de euros.

En 2007, el consistorio ha adjudicado otras obras a SEROP por un monto de 92.241 euros.

- Sabadell Creixent. Esta sociedad, participada en el 46% por la Empresa Municipal de Vivienda de Sabadell, también ha adjudicado a Enterprise Sistem Architec la construcción de la Delegación de Hacienda de la ciudad. El contrato asciende a 3,12 millones de euros.

El Ayuntamiento de Sabadell, que ha facilitado a este periódico toda la documentación solicitada, comenta que todas las adjudicaciones del consistorio y de Vimusa cumplieron los trámites legales y que en ningún momento ha habido un trato de favor hacia los socios de Melquíades Garrido.

Aunque el consistorio admitió que la adjudicación a Frank Font era la primera a una empresa de Sabadell, explicó que esta sociedad había perdido otros siete concursos al no presentar la oferta más barata. Además, de acuerdo con un informe del secretario del Ayuntamiento, el tío del alcalde no incurrió en incompatibilidad alguna al deliberar sobre esta adjudicación en el Consejo de Administración de Vimusa.

Iniciativa per Catalunya denunció durante la pasada campaña de las elecciones municipales parte de estos hechos. El Ayuntamiento respondió con una denuncia por un presunto delito contra el honor.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 10 de agosto de 2007