Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tejas, el Estado con más ejecuciones

Tejas es el Estado que ejecuta a más condenados a muerte. Desde que se restableció la pena capital, en 1982, han sido ejecutados 398 condenados mediante inyección letal. El último hasta la fecha, Lonnie Earl Johnson, de 44 años, murió el 24 de julio en la prisión de Huntsville, después de que le condenaran por el asesinato de dos adolescentes en 1990. Era la ejecución número 19 desde que comenzó el año en Tejas (32, en todo EE UU).

De los 50 Estados que componen el país, 38 han reinstaurado la pena de muerte desde que, en 1976, el Tribunal Supremo anulase una jurisprudencia anterior y declarase que era un castigo conforme a la Constitución. Gary Gilmore, fusilado en Utah en 1977, fue el primer condenado a muerte al que se ejecutaba desde 1967. Después le han seguido alrededor de mil más. California es el Estado que cuenta hoy con mayor número de condenados en espera de ejecución en el corredor de la muerte: en total, 660. En toda la Unión, hay 3.350 condenados que aguardan la ejecución y cuya suerte depende de todas las apelaciones que les permiten las leyes locales y federales. El número de condenas que llegan a ejecutarse disminuye de forma constante.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 8 de agosto de 2007