Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Adiós al bolígrafo, señor agente

Tráfico dota de agendas electrónicas a la Guardia Civilpara tramitar informáticamente las denuncias en carretera

La imagen del guardia civil de Tráfico rellenando a bolígrafo un boletín de denuncia irá desapareciendo del paisaje de las carreteras españolas para ofrecer una visión más moderna: agentes con terminales informáticas de última generación (o PDA), conectadas con una base a través de telefonía móvil, que gestionarán la multa en tiempo real. Y, en breve, para 2008, la sanción se podrá pagar con tarjeta de crédito sin bajarse del coche. Con descuentos, claro.

"Llevamos 50 años rellenando boletines de denuncia", advertía ayer en Segovia el director general de Tráfico, Pere Navarro, para justificar que también le ha llegado el momento a los encargados de velar por la seguridad vial de beneficiarse de las nuevas tecnologías, para mejorar la eficacia del procedimiento sancionador. En su conjunto, en un plazo de unos dos meses, cuando las autoridades tengan confianza plena en el sistema, comenzarán a distribuirse escalonadamente más de 5.000 terminales por toda la geografía.

Dentro de dos meses, los agentes dispondrán de 5.000 terminales para tramitar denuncias

Hasta ahora, el guardia rellenaba el boletín a mano. Lo que, según la caligrafía, podía levantar dolores de cabeza y daba pie a errores, como reconocía el general jefe de la Agrupación de Tráfico, Rogelio Martínez. Luego lo llevaba a su destacamento y, después, la multa pasaba a la Jefatura Provincial de Tráfico. Allí, un funcionario completaba la denuncia y la incorporaba al sistema informático.

Todo eso se hará ahora a pie de carretera, siempre que no existan fallos de cobertura, porque la terminal funciona a través de una conexión de telefonía móvil GPRS. El agente dispondrá de todos los datos del conductor y del vehículo sólo rellenando con un lapicero electrónico los campos de la matrícula o del documento de identidad. También sabrá si le ha caducado o no el seguro, si conduce sin carné o si se le han agotado los puntos. Hasta ahora, esa información la debía consultar por radio y podía no obtenerla ante una saturación de trabajo en la emisora. Realizada con el terminal la denuncia, que se envía en el acto a Tráfico, el conductor podrá tener una copia por impresora y se le dará a firmar otra voluntariamente, para los agentes, manteniéndose la vía del recurso administrativo.

Desde junio, la Jefatura Provincial de Tráfico de Segovia ha tramitado 1.700 denuncias, el 80% del total, mediante este nuevo sistema, llamado Programa de Informatización de Denuncias (Pride), que se puso en marcha como experiencia piloto, según el subdelegado del Gobierno, Juan Luis Gordo.

Navarro, que ayer dio a conocer a la prensa el Pride en el kilómetro 90 de la carretera N-603, reconoció que aún se necesitan un par de meses más para "pulir" el sistema. Pero matizó que, tras medio siglo de rellenar denuncias a mano, tampoco hay prisa. El director general explicó que el procedimiento sancionador "es muy fiable" porque descansa en un agente que ve in situ la infracción o en lo que miden aparatos homologados, como los radares.

Lo que no podrá hacer la DGT es comunicar inmediatamente la denuncia al usuario a través de un mensaje a su móvil (sms) porque, como bromeaba Pere Navarro, los agentes lo podrían parar a continuación y volver a denunciarlo, ahora por el uso indebido del teléfono.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 8 de agosto de 2007