Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El incendio declarado en El Berrueco quemó 59 hectáreas de monte bajo

La zona calcinada carecía de valor ecológico y no se produjeron víctimas

El primer gran incendio de la región, registrado la tarde-noche del sábado en El Berrueco (543 habitantes), y contra el que intervinieron más de un centenar de bomberos, quemó finalmente 59 hectáreas de monte bajo y matorral, según informaron fuentes del caso. La zona no tenía un alto valor ecológico. No hubo que lamentar víctimas.

El fuego, iniciado a aproximadamente las cinco de la tarde del sábado, no fue controlado hasta las dos de la madrugada de ayer. La extinción tardó unas horas. Los bomberos no lo dieron por concluido hasta las siete de la tarde de ayer, aproximadamente.

En el lugar del siniestro permanecieron durante todo el día de ayer dos dotaciones de bomberos de la Comunidad de Madrid y otras dos de la Dirección General de Medio Natural, dependiente de la Consejería de Medio Ambiente. Su función era "controlar y vigilar que pueda reproducirse el fuego", según un portavoz de Emergencias 112.

Las llamas se iniciaron en la tarde del sábado en una parcela sin edificar de la urbanización de chalés Pradera del Amor. El viento derivó las primeras llamas hacia el monte. Una vez allí se extendieron con mucha rapidez, y de poco sirvieron los intentos de los vecinos de la zona por apagarlas.

La dotación de medios trasladada al lugar del incendio fue espectacular: un centenar de bomberos, tres helicópteros y dos hidroaviones. Mientras se mantuvo la visibilidad necesaria para permitir el trabajo de los medios aéreos, el fuego estaba ya delimitado.

La Guardia Civil ordenó el desalojo preventivo de un cámping en el que se encontraban unas 200 personas. Apenas fueron unas horas.

Por su parte, un total de 15 dotaciones de los bomberos de la Comunidad de Madrid se enfrentaron ayer a un fuego declarado a las seis de la tarde de ayer en las proximidades de Garganta de los Montes, localidad enclavada en el valle de Lozoya. En las labores de extinción del incendio participaron tanto medios aéreos como terrestres, lo que hizo posible que el fuego fuera controlado en apenas una hora.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 6 de agosto de 2007