Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:EN MEMORIA DE BERNARD PAGEL

Un astrofísico experto en los elementos químicos en estrellas y galaxias

El profesor Bernard Pagel, que falleció en Sussex, Inglaterra, el pasado 14 de julio a los 77 años, fue uno de los expertos más importantes del mundo en las abundancias de los elementos químicos en las estrellas y en las galaxias.

Bernard Ephraim Julios Pagel nació en Berlín el día 4 de enero de 1930, pero cuando obligaron a su padre a abandonar su puesto de trabajo a principios de la persecución de los judíos, su familia se mudó a Reino Unido en 1933.

Su padre, Walter, fue patólogo, y un distinguido historiador de la medicina. Walter, su esposa Magda y su único hijo, Bernard, vivían al principio cerca de Cambridge, y se mudaron a Londres un poco antes de la Segunda Guerra Mundial.

Bernard estudió Física (Natural Science, en los términos académicos) en la Universidad de Cambridge, obteniendo la más alta calificación -first class honours-. Preparó su tesis doctoral en el mismo centro, y con una estancia en la Universidad de Michigan y otra en Pretoria, Suráfrica.

Sus primeras investigaciones fueron sobre la estructura de la temperatura de la atmósfera solar, pero gracias a la influencia de Willy Fowler (más tarde, premio Nobel), que había venido a Cambridge de visita desde California, se empezó a interesar por las abundancias de los elementos químicos y lo que nos dicen sobre la evolución del universo.

En 1956 empezó la fase más importante de su carrera en el Observatorio Real de Greenwich (RGO), situado en el castillo de Herstmonceux, en Sussex, combinando el puesto de investigador con el de profesor y más tarde de catedrático en la Universidad de Sussex, en Brighton. Allí inventó métodos innovadores para analizar los espectros de las estrellas y, de más alcance, del gas ionizado interestelar.

En los años sesenta y setenta, desarrolló una serie de modelos teóricos elegantes describiendo la evolución química de las galaxias, modelos que forman la base de la investigación más reciente en el tema. Uno de sus temas, de notable importancia, fue la abundancia de los elementos ligeros producidos en la gran explosión, el helio, el deuterio y el litio. Dirigió trabajos, tanto teóricos como observacionales, sobre estas abundancias, cuyos resultados ayudaron a establecer las propiedades básicas del universo en los segundos y minutos después de la Gran Explosión inicial. Una deducción apasionante de esos estudios fue la inferencia, por un grupo en el Instituto de Astrofísica de Canarias inspirado directamente por Pagel, del número de tipos de neutrinos ligeros en el universo, (tres), antes de su confirmación experimental por físicos de partículas en el CERN.

En los años ochenta, con la iniciación de los telescopios británicos Isaac Newton y William Herschel en el Observatorio del Roque de los Muchachos en La Palma, una generación de jóvenes españoles empezó a preparar sus tesis doctorales y de pasar periodos posdoctorales con Bernard Pagel en el RGO. De entre sus discípulos de aquel periodo se encuentran en la actualidad una profesora de Universidad y un profesor de investigación del CSIC, pero su influencia se ha diseminado más ampliamente.

Ha dejado escuela en España en todos los temas relacionados a las abundancias y su evolución cósmica, que se pudo evidenciar durante su participación muy vigorosa y apreciada durante el congreso Caminos por un Universo Ecléctico celebrado en Tenerife el pasado abril, el último al cual asistió.

Obligado por las normas existentes en aquel entonces en el Reino Unido, se jubiló con 60 años de su puesto en el RGO. El Instituto Nórdico de Astrofísica Teórica en Copenhague aprovechó esta circunstancia ofreciéndole una cátedra que mantuvo hasta su segunda jubilación, en 1998. Ganó el respeto absoluto de la comunidad de astrónomos escandinava, no solamente por sus contribuciones científicas profundas sino porque era uno de los pocos científicos extranjeros que llegó a dominar el danés.

Fue elegido miembro Fellow de la Royal Society de Londres en 1992, y durante su periodo en Copenhague escribió su libro de texto definitivo, Nucleosynthesis and the Chemical Evolution of Galaxies, cuya revisión, con vistas a la preparación a una segunda edición, había terminado casi antes de su muerte.

Bernard Pagel se caracterizó por un sentido crítico muy fuerte pero muy justo, ideal para la crianza de jóvenes. Varias generaciones de colegas y de estudiantes le recordarán con mucho cariño. Su sentido de humor mordaz pero nunca dañino, y su sentido de la vida, con su gran aprecio por el buen vino y la buena mesa, le hicieron un compañero entrañable además de un mentor potente. Era amante de la música, sobre todo de Bach, Schubert y Mozart, y tocaba el piano con gran entusiasmo.

Se casó en 1958 con Annabel, con la que tuvo a sus tres hijos Celia, David y Jonathan. Su desaparición es una gran pérdida para la comunidad de astrofísicos, que lamentamos profundamente en España.

John Beckman es profesor de Investigación del CSIC en el Instituto de Astrofísica de Canarias.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 4 de agosto de 2007