22 personas serán procesadas por blanqueo en el 'caso Ballena Blanca'

El abogado Fernando del Valle y otras 21 personas, entre las que figuran tres notarios de Marbella, serán procesadas por su implicación en el caso Ballena Blanca, la mayor trama de blanqueo de capitales destapada hasta ahora en España, a la que la Fiscalía Anticorrupción atribuye el lavado de 152 millones de euros. El juez asegura que el despacho de abogados estaba dedicado de forma fundamental "al servicio de criminales"

Los 22 procesados están acusados de presuntos delitos de blanqueo de capitales, contra la Hacienda Pública y falsedad documental. Según relata el juez Miguel Ángel Torres en el auto de procesamiento, el abogado de origen chileno afincado en Marbella Fernando del Valle, principal cabecilla de la red, llegó a constituir 523 sociedades, 139 de ellas radicadas en 14 paraísos fiscales, que sirvieron de entramado para ocultar la identidad de sus clientes y la procedencia del dinero, normalmente originado en actividades ilícitas como el tráfico de droga, la venta de armas o la prostitución.

El juez considera que el bufete de Del Valle actuó como "un auténtico despacho al servicio de criminales". En su sede de Marbella constituía sociedades mercantiles participadas por las sociedades creadas en los paraísos fiscales, en las que el letrado actuaba como testaferro, muchas de las cuales no tenían otro fin que el de servir de tapadera. "La opacidad de estas estructuras societarias permitió lavar fondos ilícitos y la defraudación tributaria", sostiene el juez.

Entre los acusados figuran la secretaria y principal colaboradora de Del Valle, Estela Elena, otras tres empleadas de su bufete y 13 clientes de diversas nacionalidades (marroquíes, italianos, finlandeses, italianos y rusos).

Complicidad de los notarios

El juez destaca el papel desempeñado por los tres fedatarios públicos imputados, Álvaro Eugenio Rodríguez, María Amelia Burguillos y Joaquín María Crespo, hasta el punto de afirmar que "todas estas operaciones de blanqueo no hubieran sido posible sin la estrecha colaboración de los notarios con el despacho de Fernando del Valle". Según el auto, los tres notarios firmaron "numerosas escrituras donde se recogían operaciones sospechosas de blanqueo de capitales" y no cumplieron con su deber de informar de las mismas. "Se pusieron una venda en los ojos y prefiriendo no saber el sentido de dichos actos ni las personas que estaban detrás", concluye el juez.

Derivada de la causa principal, el juez ha abierto otras cuatro piezas separadas. Una de ellas trata sobre la recalificación de una finca en Manilva para una de las sociedades implicadas en la red y en la que está imputado el ex alcalde Pedro Tirado, imputado de cohecho. Tirado fue una de las 41 personas a las que la policía detuvo por su presunta implicación con esta trama. El juez Torres ha dejado cerradas las diligencias previas de las dos grandes causas que ha instruido, Ballena Blanca y Malaya, antes de abandonar el juzgado número 5 de Marbella e incorporarse a su nueva plaza en Granada el pasado día 1.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción