El Grec sólo vende la mitad del aforo

El festival de verano de Barcelona cierra su 31ª edición con una media de ocupación del 58% .- Su director, Ricardo Szwarzer, subraya la necesidad de conectar más con el público

El poder de convocatoria de los eventos que se organizan en Barcelona no se corresponde con la respuesta de público que registra el Festival Grec. Ésta es la reflexión que el nuevo director del evento, el argentino Ricardo Szwarzer (Buenos Aires, 1948), ofreció ayer en la presentación del balance de la 31ª edición. Las cifras recogen una ocupación media del 58%, que se eleva al 70% si al público de pago se computan las entradas gratuitas (invitaciones e intercambios comerciales). "Debemos ser más ambiciosos para Barcelona", declaró el director.

Ricardo Szwarzer anunció que tanto él como su equipo estudiarán en profundidad el modo de ganar público para el festival. Sin embargo, y a tenor de la trayectoria de la programación, se mostró muy satisfecho de los resultados obtenidos. Szwarzer recordó que el pasado año la ocupación fue del 57%, y que el promedio del último lustro desciende hasta el 50,8%.

El director del Festival Grec, que lleva tan sólo ocho meses afincado en Barcelona, se mostró buen conocedor de los usos culturales de sus habitantes. Así pudo explicar que la asistencia media al festival se encuentra sensiblemente por encima de la registrada por el conjunto de teatros de la ciudad. "En 2006, las salas barcelonesas han tenido una ocupación del 51,74%", indicó, a modo de comparativa. De los 72 espectáculos presentados (33 de música, 11 de danza, 23 de teatro y 5 de montajes infantiles, circo y hip hop), 19 agotaron las localidades.

Aunque las cifras puedan parecer una dimensión objetiva para radiografiar un evento como el Grec, lo cierto es que se prestan a interpretaciones diversas. Szwarzer ofreció un informe en el que, a diferencia de otros años, no se computan los espectadores de las actividades gratuitas, alguna tan multitudinaria como Días de danza. De ahí que resulte complicado establecer paralelismos. Las divergencias de cálculo hacen que los 94.519 espectadores (entre los de pago y los invitados) contabilizados este año queden muy lejos de los 135.399 declarados en la anterior edición.

Los números sí son comparables si se tiene en cuenta sólo a quienes pasaron por taquilla. Este año lo han hecho 78.353 personas, frente a las 76.741 que pagaron el pasado año. En una honrosa muestra de transparencia, el director anunció ayer que, a partir de la edición de 2008, sólo se ofrecerán las cifras del público de pago "porque son las que todo el mundo puede comprobar". Continuando con el análisis cuantitativo, Szwarzer indicó que por primera vez el festival ha superado las previsiones de ingresos por taquilla. En total se han recaudado 619.355 euros, 29.350 más de lo que se había estimado, y en cualquier caso tan sólo una pequeña parte del presupuesto total, que este año ha sido de 4.400.000 euros.

En términos cualitativos, el director reiteró su compromiso con el diseño de un nuevo modelo de festival en el que tengan cabida espectáculos "de riesgo", entendidos como propuestas con cierta carga de experimentación y, a la vez, capaces de seducir a un público nuevo para así abrir el abanico de espectadores. En este sentido señaló el éxito cosechado este año por iniciativas como las veladas dedicadas al circo y al hip hop en el Grec. Szwarzer recalcó su empeño por dotar al festival "de un perfil propio, reconocible también a escala internacional", y explicó que éste pasa "por llevar la iniciativa en la programación, y no limitarnos a acoger propuestas ajenas". No quiso revelar detalles sobre los contenidos de la nueva edición, "que aún no está muy avanzada" y sólo anunció que habrá ópera, se estrechará la colaboración con el Teatre Nacional de Catalunya y se contará con la participación del Liceo.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
El anfiteatro del Teatre Grec, la noche de la inauguración del festival.
El anfiteatro del Teatre Grec, la noche de la inauguración del festival.CARLES RIBAS

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS