Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos apagones en Valencia causan cortes de luz durante varias horas a 27.000 personas

Un transformador averiado en la subestación eléctrica de Fuente de San Luis, propiedad de Iberdrola, dejó ayer sin luz a 25.000 vecinos de Valencia durante varias horas, según informó la compañía. Las calles afectadas por las interrupciones, que permanecieron entre las doce y media de la mañana y las dos de la tarde, fueron la avenida de Peris y Valero, Ausiàs March y algunas pertenecientes al barrio de Russafa. Al transformador averiado se sumó un fallo en una línea de media tensión subterránea que dejó a 2.000 vecinos de las calles de Alboraia y de Primat Reig sin electricidad durante más de una hora. El tráfico también se resintió por los problemas de suministro eléctrico en los semáforos de la Gran Vía de Germanías, Antic Regne de València y Peris y Valero, según informó la sala de control de tráfico.

Los fallos en el suministro dejaron a varias personas atrapadas en ascensores

El fallo en el barrio de la Fuente de San Luis desencadenó el cúmulo de apagones a las 12.37 de la mañana, provocando un corte prolongado durante una hora y media. En ese tiempo, los operarios de Iberdrola pudieron reparar la instalación y devolver el suministro a los afectados desde el mismo transformador. Sin embargo, vecinos de la calle de Ausiàs March sufrieron durante las horas posteriores hasta tres cortes de 10 minutos de duración que alargaron las molestias producidas durante toda la mañana.

Los errores en el suministro dejaron a varias personas atrapadas en los ascensores de las zonas afectadas. Los bomberos tuvieron que acudir a facilitar a los vecinos una salida de los elevadores. Precisamente el parque central de los bomberos de la avenida de La Plata también resultó afectado por los cortes eléctricos.

El servicio de atención al cliente de la empresa varió la información de las averías a lo largo de la mañana sorprendiendo a los abonados que vieron cómo sus averías aparecían y desaparecían del mensaje del contestador. "Acabo de llamar y ya no dicen nada de lo mío, pero yo sigo sin luz ni teléfono fijo", lamentó un vecino de la calle de Ausiàs March. Los miles de vecinos de esta vía sufrieron las interrupciones en repetidas ocasiones.

Fuentes de Iberdrola atribuyeron a errores "comunes" las causas de los fallos de ayer. "A veces fallan", afirmaron para explicar la avería del transformador de la subestación eléctrica de la Fuente de San Luis.

Los problemas de funcionamiento de esa instalación conllevaron que los semáforos y los comercios tuvieran que interrumpir sus respectivos servicios. Los cruces en la avenida de Peris y Valero y algunas vías del barrio de Russafa añadieron complicaciones a las ya producidas por los desvíos y cortes de las obras de la línea T2 de metro. A pesar de los inconvenientes, la Policía Local de Valencia no recibió llamadas para reclamar la asistencia a algún accidente de tráfico.

Por otra parte, una avería en una línea subterránea de media tensión dejó en la noche del domingo sin suministro eléctrico a un total de 1.700 abonados en la zona de la L'Albufereta, en la playa de la ciudad de Alicante. El apagón comenzó sobre las 11 de la noche y una hora y 20 minutos más tarde el servicio fue totalmente restablecido, según informó un portavoz de la compañía Iberdrola.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 31 de julio de 2007