Reportaje:

300 personas buscan a Fernanda

Patrullas de voluntarios peinan el área donde desapareció la joven el pasado jueves

Cada hora que pasa es una posibilidad menos de encontrarla en buenas condiciones. Con esta premisa trabajan dos helicópteros, varias zodiacs y las más de 300 personas, entre soldados de infantería, distintas unidades de la guardia civil, patrullas de la policía local del municipio de Arona y decenas de voluntarios que rastrean cada centímetro a partir del punto en el que el pasado jueves por la noche desapareció la niña chilena de 15 años Fernanda Fabiola Urzúa.

El camino donde fue vista por última vez es oscuro y deshabitado

Más información

La zona es una pista de tierra que une los núcleos de El Fraile y La Estrella, rodeada de invernaderos, sin iluminación e incomunicada. La joven fue esa tarde a reunirse con sus amigos en El Fraile. Sobre las nueve de la noche recibió una llamada perdida en su móvil. Era su padre, que le daba la señal para volver a casa. La chica se despidió de una amiga y decidió volver a su casa caminando, porque ya no tenía dinero para un taxi o un autobús. Se introdujo en un atajo que desemboca a pocos metros de su casa, una pista de tierra, sin iluminación, llena de invernaderos bajo los que se cultivan plátanos y hortalizas. Es un paraje rocoso y deshabitado, conocido como Camino de Don Virgilio.

La Guardia Civil considera que la hipótesis más razonable es que una o más personas pararon su vehículo en el camino y se llevaron a la chica. Una de sus zapatillas, identificada por sus padres, quedó como prueba de que los hechos puderon suceder de esa forma.

Su padre la llamó varias veces a partir de las 10 de la noche, pero Fernanda no contestó más. Esa señal fue suficiente para alertar a las fuerzas de seguridad, que no han descansado ni un solo minuto en la búsqueda de la pequeña. "Se trata del mayor operativo de rescate desplegado nunca antes en Tenerife para localizar a una persona", confirmó Enrique Sancho Touro, el comandante en jefe de esta operación.

Al día siguiente, viernes, apareció en otro lugar distinto de esta zona un cinturón. La familia también confirmó que era de la menor. Desde entonces no hay más rastro, sólo rumores y falsas noticias "que han quebrado el ánimo de esta familia", confirmó ayer la portavoz de la Casa de Chile en Tenerife, Rosa Vargas, quien solicita que sólo se atienda la versión oficial de la Guardia Civil.

Durante su rastreo, las fuerzas de seguridad han detectado que este camino de tierra es frecuentado por decenas de parejas para entablar relaciones. Los perros han encontrado "de todo", pero ninguno de esos objetos apuntan relación ninguna con el caso. Un dato más: los invernaderos están llenos de trabajadores sin papeles. La presencia policial ha provocado una auténtica desbandada de inmigrantes de estos lugares. "Todas sabemos que ése es un camino muy peligroso", dijo al periódico Diario de Avisos una de las amigas de Fernanda. El entorno familiar y las amistades de la chica han sido interrogados pero no han aportado más pistas a la investigación, confirmó ayer un portavoz de la Guardia Civil.

El operativo de rescate, instalado en una gasolinera cercana al lugar de la desaparición, amplió ayer su radio hasta la costa (Punta de Rasca) y la montaña. El concejal de Seguridad de Arona, Manuel Reverón, confirmó que una unidad rastreó completamente la Montaña de Guaza y todas las carreteras y pistas entre Guaza y El Palmar. Distintos grupos hacían lo mismo en El Fraile, Guargacho, Valle San Lorenzo y las zonas turísticas de Los Cristianos, Playa de Las Américas y Costa Adeje, adonde llegan cada año millones de turistas europeos. No ha quedado ni pozo, ni estanque, ni cueva ni erial por rastrear. "Todo el mundo está colaborando", añadió Yenny Caicedo, propietaria de un locutorio telefónico y portavoz de la comunidad colombiana en El Fraile. "Pero esto que está pasando ya nos ha servido para que muchos padres le digamos a los hijos y a los amiguitos que no los queremos ver solos en la calle nunca más". "Ya se han pegado carteles en tiendas, centros comerciales, gasolineras, supermercados, locutorios y hasta en los coches; aquí todo el mundo está colaborando con mucha preocupación", manifestó la portavoz de la Casa de Chile, Rosa Vargas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 29 de julio de 2007.

Lo más visto en...

Top 50