Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Coyuntura agraria

La falta de oferta eleva un 20% el precio de la leche en origen

El consumidor pagará más por los productos lácteos en pocas semanas

Los precios de la leche en origen han experimentado en las últimas semanas un incremento superior al 20%, al pasar de una media de 0,30 euros el litro a 0,36 por la falta de oferta en España, en la Unión Europea y en los mercados internacionales. La subida del precio seguirá a corto plazo hasta los 0,39 euros, con la consiguiente repercusión en parte de los precios al consumidor en las próximas semanas.

Las empresas industriales impusieron la pasada primavera una rebaja en las cotizaciones de la leche al productor alegando la existencia de excedentes en el producto. La actual situación del mercado lácteo, con una demanda muy superior a la oferta, es consecuencia de diferentes factores coyunturales y estructurales.

Circunstancialmente, esta situación coincide con una rebaja en las producciones de algunos países por razones climatológicas como Australia, Nueva Zelanda o Argentina. Sin embargo, las principales razones de la subida tienen raíces estructurales relacionadas con una mayor demanda en el mundo y un recorte en la oferta.

Hay una serie de países, entre los que destaca China, donde se ha producido un fuerte aumento en la demanda de leche, al pasar de un consumo por cabeza de 10 a 17 litros. Por otra parte, en el seno comunitario, la política marcada por Bruselas en los últimos años ha sido un incentivo para recortar producción de leche e ir a una cabaña ganadera más enfocada a la producción cárnica.

En el caso de España, desde el ingreso en la UE con una cuota de producción muy inferior a sus posibilidades de oferta, el sector viene sufriendo un acoso permanente para cumplir con el techo fijado por la UE, con la amenaza de las penalizaciones.

Producción sin cuota

Ello se tradujo en una elevada producción de leche negra (sin cuota) cuando no había controles sobre la producción. Cuando se intensificaron los controles, la mayor parte de las explotaciones había reducido su oferta y reconvertido la misma para vacuno de carne y abandono de la leche.

Por otra parte, el sector de la leche de vaca viene sufriendo en la última década una congelación de los precios en una media por debajo de los 0,30 euros por litro, frente a la subida de los costes de producción.

Todo ello se ha traducido en un serio recorte de las explotaciones ganaderas, al pasar de unas 120.000 en 1996 a menos de 25.000 en 2006, mientras que el número de vacas ha pasado en dos años de 1.200.000 unidades a menos de 900.000.

En la actualidad, el problema en el sector de la leche español y comunitario para lograr una oferta similar a la demanda es la falta de vacas de producción lechera por la transformación de explotaciones en ganado para producir carne, así como por los recortes en la cabaña en los países del centro de Europa por la enfermedad de la lengua azul.

Recomponer esta cabaña para abastecer la demanda láctea sin tensiones puede llevar un mínimo de 16 meses, según los expertos consultados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 30 de julio de 2007