Entrevista:LUIS ATIENZA | Presidente de Red Eléctrica Española

"Las eléctricas hemos dado un espectáculo lamentable"

Casi una semana después de producirse el apagón que afectó a 350.000 abonados en Barcelona, con 166 grupos electrógenos distribuidos por la ciudad y ante la evidencia de que la normalidad tardará meses en regresar -por lo menos hasta febrero, según las previsiones de las eléctricas-, para Luis Atienza, presidente de Red Eléctrica Española (REE), compañía que tiene el monopolio en el transporte de la energía, el incidente pone en evidencia la precariedad de la red en las grandes ciudades.

Pregunta. 350.000 abonados sin luz y las eléctricas -REE y Fecsa-Endesa- recriminándose la culpa. Vaya espectáculo...

Respuesta. Sí, hemos dado un espectáculo lamentable. Ahora hay que concentrarse en el trabajo conjunto para ir cambiando la configuración de la red.

Más información

P. ¿Por qué va a costar tanto tiempo reponer el servicio?

R. El problema es que la red está poco mallada y, por ejemplo, hace que 70.000 abonados dependan exclusivamente de una estación , por lo que hasta que no se disponga de la nueva no hay forma de solucionar de forma definitiva el suministro. Es un problema de concepción de la red, que hay que rediseñarla de manera que una subestación garantice la llegada de suministro de forma alternativa si se produce un fallo en otra.

P. Parece un problema de inversión, de destinar más recursos. De hecho, las Administraciones -Generalitat y Ayuntamiento de Barcelona- les han instado esta misma semana a agilizar los planes de inversión.

R. No es un problema de inversión. Nosotros no tenemos un sólo retraso en la ejecución de las instalaciones autorizadas y REE tiene el 25% de su programa de renovación en Cataluña. Es un problema propio del sistema, que hay que repensar para las grandes ciudades.

P. ¿Qué quiere decir?

R. No se pueden renovar los equipos de las estaciones sin parar el suministro, y eso sólo se puede hacer en periodos con menos demanda. Eso en sí mismo es un problema, ya que no hay una red de subestaciones conectadas entre sí. La red es muy poco redundante, está muy poco mallada.

P. ¿Y no pueden ir más deprisa?

R. No. No se puede ir tan deprisa como se quiere. REE compró los activos en peores condiciones de otras compañías y el proceso de renovación lleva un tiempo. La propia renovación del sistema de transporte y distribución de la energía es un programa a largo plazo, no es a corto. Se está haciendo en muchas grandes capitales que han tenido importantes apagones, como Madrid y París, entre otras. Tenemos redes pensadas en el siglo pasado no para grandes ciudades con una demanda muy alta de energía. Es la sociedad moderna de las tecnologías y el conocimiento la que provoca una mayor demanda energética.

P. ¿Y eso no lo sabían antes?

R. Sí, y se está trabajando para ello. Pero las compañías tampoco lo podemos hacer sin cierta comprensión por parte de la ciudadanía, que tiene una doble personalidad: quiere un suministro mejor para todas sus necesidades pero luego se ponen en contra cuando hay que tirar las líneas para hacer posible esas exigencias que, además, son completamente lógicas.

P. Póngame un ejemplo

R. Girona depende actualmente de una sola línea de alimentación de muy alta tensión, con toda la precariedad que supone algo así. Y, sin embargo, tenemos a muchos municipios radicalmente en contra.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 29 de julio de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50