Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zapatero advierte que "delimitará" las responsabilidades por el apagón

El presidente, en su balance del primer semestre del año, asegura que los ciudadanos de Barcelona serán compensados por el grave daño sufrido, impropio de esa gran ciudad

Todo menos dar la impresión de que la legislatura está terminada y el Gobierno está parado. Esta parece ser la máxima y el emblema del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, a juzgar por su afán de acompañar a los balances políticos y económicos una concatenación de proyectos que se ha impuesto culminar antes de que expire la legislatura y se celebren elecciones en marzo de 2008. Eso hizo ayer en el palacio de la Moncloa al dar cuenta de la situación de España en este primer semestre del año. En empleo y crecimiento económico es donde más veces repitió que España se encuentra en situaciones, para bien, desconocidas en los últimos 20 años. El PP descalificó rotundamente todo lo dicho por el presidente, en tanto que CiU e Izquierda Unida, vieron un exceso de optimismo. El presidente comenzó con un recuerdo muy cálido hacia Gabriel Cisneros, que acababa de fallecer.

- Apagón en Barcelona: "Recompensar a los afectados".

Antes de que se le preguntara, el presidente se refirió al apagón eléctrico de Barcelona en un tono muy enérgico. Tras comprender "la indignación" de los ciudadanos, aseguró: "El Gobierno va a delimitar responsabilidades, para que los ciudadanos sean recompensados por el daño producido y para que no vuelva a ocurrir algo así". "Es impropio de una de las ciudades más importantes de Europa". "La colaboración con la Generalitat ha sido plena y ésta ha exigido a las sociedades directamente implicadas en el suministro que cumplan con su obligación; habrá delimitación de responsabilidades". ¿Cuáles?, se le preguntó. "El ministro de Industria en su comparecencia del lunes en el Congreso expondrá el resultado de la investigación abierta", fue su respuesta. El miércoles, Zapatero se desplazará a Barcelona junto a la ministra de Vivienda, Carme Chacón. El interés del presidente de que se aprecie su cercanía a Cataluña y a su Gobierno parece más que evidente. En esta comparecencia se explayó sobre proyectos para Cataluña, en la necesidad de que su "potencia económica" sea acorde con infraestructuras sólidas. La Alta Velocidad, confirmó, llegará en diciembre, pero aprovechó para señalar: "Si de mí hubiera dependido la Alta Velocidad para Cataluña sería una realidad desde hace años".

- El futuro de Navarra. Sigue la incertidumbre.

La incógnita se mantiene sobre qué hará el Partido Socialista de Navarra (PSN). "Todavía queda alguna fase de diálogo", dijo el presidente. No aportó luz sobre la solución pero sí hizo consideraciones para rechazar valoraciones de sus adversarios. "En el campo del nacionalismo se achaca al PSOE que es demasiado prudente y tiene temores; y el PP nos sitúa con tentaciones inconfesables en torno a nuestras relaciones con los nacionalistas. Ni lo uno ni lo otro". En esta línea apostilló que no hay nada en contra de Nafarroa Bai, pero aclaró de inmediato que "para llegar a acuerdos de gobierno hay que tener coincidencias sustanciales, sin que esto suponga alertar de ningún peligro y si no, pues no". Hubo alabanzas hacia su partido en Navarra y negó con un gesto y monosílabos una pregunta que incluía la afirmación de que los socialistas navarros están a la baja en la expectativa electoral y, además, empiezan a pelearse. "No, no, eso no creo que sea así", dijo.

Se le preguntó a Zapatero si se siente ajeno a lo que ocurre en Navarra. "Tengo responsabilidad y opinión sobre la comunidad foral, que he compartido y comparto con los socialistas navarros, pero la situación requiere hacer las cosas bien y eso exige tiempo; pero ya queda poco", señaló.

- El doble espía del CNI. Mejor la transparencia.

Zapatero contestó a una pregunta con otra pregunta. Se le manifestó "lo insólito" de una conferencia de prensa del director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) para informar de que uno de sus ex agentes, Roberto Flórez, había sido detenido y puesto a disposición judicial por pasar información reservada a espías rusos. "Si no hubiera dicho nada y la noticia hubiera salido del ámbito de la justicia, se hubiera dicho que por qué no se había informado desde el CNI o desde el Gobierno". Eficacia y garantía es lo que ha demostrado el CNI al descubrir a este doble espía, señaló Zapatero. Y poco más de momento. Nada de pedir explicaciones al presidente ruso, cuyo país fue el supuesto receptor de las informaciones remuneradas de Flórez. Todo queda en España: la deslealtad manifiesta y el "presunto delito de traición".

- Las "injurias" al Príncipe. Dudas sobre el secuestro.

El presidente del Gobierno no comenta la decisión de la justicia sobre la revista satírica El Jueves, por haberles dibujado en una posición sexual explícita aunque, según los dibujantes, a quien querían criticar es al Gobierno por la medida de abonar 2.500 euros por hijo nacido. Ahora bien, dejó en el aire más que una duda sobre su discrepancia con la medida del secuestro de publicaciones. "Creo que todos tenemos una visión parecida de lo que representa en el momento actual una medida como el secuestro". Pero lo que Zapatero hizo ayer fue defender a ultranza al príncipe de Asturias. "Puedo decir, sin exageración y por conocimiento directo, la gran responsabilidad y dignidad con la que el príncipe Felipe realiza su tarea".

- Once leyes para terminar el mandato.

Antes de que termine la legislatura, el Gobierno quiere aprobar las siguientes leyes: Memoria Histórica; Ley del Cine; Ley del Mercado de Valores; régimen de empresas de inserción; de Sociedad de la Información; Regulación de las hipotecas inversas, Medidas en Seguridad Social; Adopción Internacional; Derechos y Deberes de miembros de la Guardia Civil; Desarrollo Rural y modificaciones en la Ley Orgánica del Poder Judicial.

REFLEXIONES PARA EL FIN DE CURSO DEL PRESIDENTE DEL GOBIERNO

El futuro de Navarra: "No tenemos nada contra Nafarroa Bai, pero para llegar a acuerdos de Gobierno hay que tener coincidencias sustanciales".

El secuestro de El Jueves. "Creo que todos tenemos una visión parecida de lo que representa en el momento actual una medida de este tipo".

El espía doble. "Si el director del CNI no hubiera dicho nada y la noticia hubiera salido del ámbito de la justicia, se hubiera dicho que por qué no se había informado desde el CNI".

Apagón de Barcelona. "El Gobierno va a delimitar responsabilidades para que los ciudadanos sean recompensados por el daño producido y para que no vuelva a ocurrir algo así, impropio de una de las ciudades más importantes de Europa, como es Barcelona".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 28 de julio de 2007

Más información