Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un consorcio liderado por el fondo Carlyle se adjudica Applus por 1.480 millones

Carlyle ha acabado llevándose el gato al agua. Aguas de Barcelona (Agbar), Unión Fenosa y Caja Madrid han adjudicado su filial de inspección y certificación Applus al fondo de capital riesgo británico por 1.480 millones de euros, incluida la deuda de 360 millones. Se trata de la mayor operación del sector en lo que va de año: Candover pagó 900 millones por Parques Reunidos.

Carlyle ha pujado por Applus a través de un consorcio junto a Caixa Catalunya, otras cuatro cajas catalanas (Sabadell, Terrassa, Manresa y Tarragona) y el Real Automóvil Club de Cataluña (RACC). El paquete conjunto de estos seis socios catalanes, al que se podría añadir Caixa de Girona, suma el 25%.

Carlyle ha superado en la contienda al grupo inversor francés Eurazeo, que también incluía la participación de socios locales, una de las sugerencias de la Generalitat. El precio ofertado era muy similar, 1.475 millones de euros, pero las condiciones contractuales de Eurazeo eran "inaceptables", según fuentes cercanas a la operación, porque "condicionaba el precio a un proceso de auditoría". Fuentes conocedoras del proceso apuntan a la mayor información aportada porCarlyle.

El fondo británico, que en España dirige Pedro de Esteban, mantendrá al actual equipo directivo, liderado por el consejero delegado, Joaquim Coello, y desarrollará el plan industrial presentado recientemente por éste, que contempla una inversión de unos 700 millones de euros en dos años para crecer a través de adquisiciones y alcanzar una facturación de 1.500 millones de euros, el triple que hoy.

Antes, sin embargo, tendrá que pactar con el Gobierno catalán cómo queda el mercado de las ITV en Cataluña. Applus controla el 85% del sector y la Generalitat no quiere que ningún operador concentre más del 40%. Lo más probable es que venda la firma de ITV que tiene a medias con las familias Puignou y Marugan, ECA, a éstas y a los Sanahuja, de la promotora Sacresa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 25 de julio de 2007