La recaudación por los derechos del himno gallego no llega a 200 euros al año

Pese a que durante estos días festivos será una de las piezas imprescindibles en multitud de actos oficiales, el importe que recaudan cada año los propietarios de los derechos del himno gallego no llega a los 200 euros, una cifra irrisoria para estos tiempos.

Según explica Rudesindo Soutelo, titular de los derechos a través de la editorial Arte Tripharia, la cantidad es muy inferior a la que tendría que recibir si efectivamente percibiese dinero cada vez que se interpreta, pero esto no es lo habitual. "La última liquidación trimestral no llegaba a 50 euros", señala Soutelo.

La versión sobre la que tiene registrados los derechos Arte Tripharia es la realizada por Rogelio Groba en 1985 y que es la que suele utilizarse en los actos institucionales.

El caso es que aunque la letra y la partitura del himno aparecen en la actual Ley de Simbolos de Galicia, Soutelo apunta que no se han publicado especificaciones técnicas sobre la orquestación que debe acompañar a la intepretación del himno, de forma que "ahora mismo cada uno puede hacer lo que quiera y tocarlo a ritmo de cha cha cha o de flamenco, como ocurrió recientemente en el Parlamento".

Soutelo explica que entre los derechos que se han cobrado recientemente figuran los de una empresa que pagó por usar los acordes del himno para utilizarlos en las melodías de los teléfonos móviles. En el caso del himno español, el Estado pagó en 1997 la cantidad de 130 millones de pesetas a los herederos del creador de la pieza, que todavía tienen derecho a percibir un 5% de los ingresos que se recauden.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 23 de julio de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50