Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

500 evacuados por un incendio en un cámping de Benicàssim

Quince caravanas y una autocaravana fueron pasto de las llamas

Un cámping ocupado por más de 500 personas tuvo que ser desalojado durante varias horas ayer en Benicàssim a causa de un incendio. Un total de 15 caravanas y una autocaravana ardieron completamente y quedaron reducidas a amasijos de hierro después de que estallaran varias bombonas de butano. No hubo que lamentar daños personales. El cámping Azahar está situado a cien metros de la playa de Voramar.

El hecho de que las fuertes rachas de viento de poniente, que soplaron durante la mañana y el medio día, no cambiaran de dirección facilitó que el fuego afectara únicamente a dos de las calles en las que está dividido el cámping. Alrededor de las 15.00, los propios campistas dieron aviso del incendio, que se inició en un solar contiguo. Al ver que las llamas alcanzaban el vallado, los responsables del cámping y los propios usuarios comenzaron a intentar atajar el fuego con mangueras. Poco después, la Guardia Civil y la Policía Local procedieron al desalojo, antes de que llegaran los bomberos. Según explicó uno de los afectados, Ángel Ramírez, los medios aéreos (tres helicópteros y una avioneta Dromader) llegaron incluso antes que los camiones de bomberos, que tardaron "una hora y media en llegar". Ramírez únicamente pudo salvar los pantalones cortos y las chanclas que llevaba al ser evacuado. El fuego, al final, fue controlado, mientras que el Ayuntamiento de Benicàssim se hizo cargo del realojo de los afectados.

Mientras, en Segorbe, medios aéreos y terrestres trabajaban en la extinción de un incendio industrial en el almacén de fibra de coco de un vivero. El incendio, que causó una fuerte humareda, fue controlado a las 17.00.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 24 de julio de 2007