Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

ERC vaticina que un pacto del PSOE con CiU neutralizaría la oposición en Cataluña

Después de haber perdido la condición de apoyo preferente del Gobierno del PSOE en el Congreso, Esquerra Republicana (ERC) confía en que un eventual pacto en la próxima legislatura entre CiU y José Luis Rodríguez Zapatero sirva, entre otras cosas, para "neutralizar" la oposición de los nacionalistas al Gobierno tripartito de las izquierdas en Cataluña.

Lo dijo ayer el futuro cabeza de cartel de los republicanos en las elecciones legislativas, Joan Ridao. Y lo dijo 24 horas antes de que el comité ejecutivo de CiU intente fijar, en la tarde de hoy, la política de alianzas con la que concurrir a las elecciones legislativas. Lo demás partidos catalanes observan con atención el desarrollo de este debate en el seno de CiU.

Esquerra sostiene, como explicó Ridao ayer a Europa Press, que la "única" repercusión en el escenario político doméstico catalán de una futura entrada de CiU en el Gobierno de España será la de "incomodar" el liderazgo de Artur Mas" en Cataluña.

Ha sido el propio Mas quien se ha encargado de airear su reticencia a que el secretario general de CiU y líder de Unió, Josep Antoni Duran Lleida, protagonice el retorno de la federación nacionalista a la condición de fuerza gobernante, aunque en esa ocasión, en alianza con el PSOE y como ministro del Gobierno español.

Mas condicionó semanas atrás la eventual entrada de CiU en el Gobierno español en alianza con el PSOE a que, al mismo tiempo, CiU pasara a gobernar también en la Generalitat. Lo que, dada la actual relación de fuerzas parlamentarias en Cataluña, sí lo sería posible con la ruptura del tripartito de izquierdas.

Mientras la cúpula de CiU discute hoy un nuevo capítulo del culebrón en que se ha convertido la disputa de Duran y Mas sobre las alianzas, Ridao mostró su convencimiento de que, decidan lo que decidan, no lograrán alterar la mayoría de gobierno en Cataluña. "Aunque entiendo que al PSC le pueda interesar", reconoció, para facilitar la estabilidad parlamentaria a un gobierno de Rodríguez Zapatero.

Aunque ERC no oculta su "decepción" por la deriva de Zapatero desde su inicial apuesta en favor de profundizar el federalismo, Ridao se declaró dispuesto a continuar apoyando al PSOE en las Cortes para consolidar el "giro de izquierdas" en políticas sociales en la próxima legislatura.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 23 de julio de 2007