Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El líder del PSOE insiste en que España necesita "que nazcan más niños"

"España necesita niños. Si pensamos en el futuro del país, es necesario que haya más niños, y para eso vamos a fomentar medidas de apoyo muy especial a la familia y a la natalidad". Esta proclama causó más que sonrisas entre los cientos de chicos y chicas socialistas que escuchaban ayer a Zapatero. "No, no os estoy sugiriendo nada en concreto", rió también el presidente.

Pero, al margen de la broma, el presidente del Gobierno coloca como prioridad de su política el fomento de la natalidad y, para ello, adoptará medidas que la favorezcan. Él las apunto, y Cándido Méndez, líder de UGT, casi las exigió, así como el recien elegido secretario general de las Juventudes Socialistas, Sergio Gutiérrez, 25 años. Para empezar hay que poner en marcha ayudas directas como los 2.500 euros que empezarán a recibir a partir de diciembre las madres que hayan tenido un hijo desde el 3 de julio, jornada en la que el presidente del Gobierno hizo el anuncio.

También la creación de escuelas infantiles públicas para la edad de cero a tres años, lo que facilitará el acceso de la mujer al trabajo. Las privadas no pueden ofrecer todas las plazas que se requieren pero, además, sus precios son muy altos e inasequibles para una buena parte de la sociedad.

Y no se dejaba de hablar de las familias. El líder del PSOE comprendió "el orgullo" de los padres del recien elegido secretario general del PSOE, sentados en primera fila junto a sus otros cuatro hijos. "Y eso que no nos gusta la familia", bromeó Zapatero. Tanto o más se mostró orgulloso el presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, de cuya región ha salido el joven dirigente. Junto a él, los miembros de la ejecutiva federal Leire Pajín y Pedro Zerolo. Todos juntos, también como familia, entonaron La Internacional, la inmensa mayoría puño en alto. Zapatero, no.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 23 de julio de 2007