Los aguaceros obligan a cortar la N-340 y movilizan a los bomberos

Agencias

Los fuertes aguaceros registrados a primeras horas de la tarde de ayer en las Terres de l'Ebre, donde en localidades como L'Aldea llegaron a los 60 litros por metro cuadrado, obligaron a cortar durante tres horas la carretera N-340 y ocasionaron 13 salidas de los Bomberos de la Generalitat para atender pequeñas inundaciones en bajos y sótanos.

Según el Servicio Catalán de Tráfico (SCT), la N-340 permaneció cortada en ambos sentidos entre las 12.15 y las 15.15 horas a la altura de L'Aldea debido a la acumulación de agua en la calzada, aunque no fue necesario desviar el tráfico.

Los servicios de emergencias recibieron 40 avisos por la presencia de agua en aparcamientos, patios, plantas bajas, algún almacén, ascensores y coches. En muchas zonas, los niveles de agua oscilaron entre los 5 y los 50 centímetros.

Los servicios de emergencia también tuvieron que trabajar tratando de despejar alguna alcantarilla que no absorbía de forma adecuada el agua y había inundado la calle.

Salidas en Amposta

Por su parte, los Bomberos de la Generalitat informaron de que hicieron ocho salidas en Amposta, dos en Ulldecona, dos en Masdenverge y una en L'Aldea por pequeñas inundaciones.

Según el Servicio Meteorológico de Cataluña, existe riesgo meteorológico alto por lluvia en las comarcas tarraconenses del Baix Ebre, Montsià, Baix Camp y Tarragonès. En Lleida, tienen el mismo riesgo las comarcas de Alta Ribagorça, Pallars Jusà, Pallars Sobirà.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 21 de julio de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50