El 60% de los vascos ve un cambio de ciclo hacia un acuerdo de PNV y PSE

Más allá de lo derivado de la ruptura del proceso de paz, y junto al mantenimiento de las constantes sobre identidad, autogobierno y autodeterminación, el Euskobarómetro desvela un convencimiento mayoritario (lo tienen casi seis de cada diez encuestados) acerca de un cambio de ciclo político, que apuntaría a una nueva alianza entre el PNV y el PSE.

A la vez, el actual Gobierno tripartito obtiene la peor valoración de los seis últimos años. A pesar de que el lehendakari sigue siendo el político mejor valorado (5,2), no se libra del desgaste, mientras que Josu Jon Imaz mejora en la consideración del electorado del PNV, lo mismo que ocurre con Patxi López y Odón Elorza en el del PSE. La gestión del Gobierno mantiene, como hace seis meses, la valoración positiva del 38% (seis puntos por debajo del electorado que suman su tres partidos). Sin embargo, el juicio positivo ha perdido nueve puntos en un año y decrece en su núcleo principal, la coalición PNV-EA, mientras los votantes de EB se muestran escépticos en un 56%.

Respecto a la posible alternativa que se vislumbra, esa alianza PNV-PSE, podría decirse que la sociedad en su conjunto la ve venir, ya que opinan así casi por igual nacionalistas (57%) y no nacionalistas (61%). El apoyo es mayor que el rechazo (35% frente a 31%), dentro de su equilibrio. Las diferencias más importantes se dan en la posición de los electorados de quienes protagonizarían esa alianza de recambio: los votantes socialistas la apoyan en un 64%, mientras los del PNV-EA lo hacen en un 42% y el 21% la rechaza.

Sólo dos aprobados

En la valoración de líderes políticos, tras Ibarretxe se sitúa el socialista Odón Elorza, el único que también aprueba, con un 5. Imaz les sigue de cerca con 4,7 y el presidente Rodríguez Zapatero, ocupa la quinta posición, tras Begoña Errazti, con un 4,1. El último lugar es para Mariano Rajoy (1,5), tres décimas por debajo de María San Gil.

Respecto al clima político global del último semestre, la opinión invierte el sesgo positivo de hace seis meses y el pesimismo sube quince puntos en el escenario vasco y nueve en el español. La percepción sobre ambos tiende a homogeneizarse.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Otro dato significativo es la caída de once puntos desde hace seis meses en el optimismo sobre la situación económica de Euskadi, que se sitúa ahora en un 38%, aunque el 83% dice que personalmente vive un buen año.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS