Unió asegura que CiU puede obligar a Zapatero a cumplir el Estatuto

El secretario general de Unió Democràtica (UDC), Josep Maria Pelegrí, aseguró ayer que la federación de Convergència i Unió (CiU) es la "única" fuerza que puede "obligar" al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, a aplicar íntegramente el nuevo Estatuto de Autonomía tras las próximas elecciones generales, incidiendo directamente en la gobernabilidad de España.

Tras la reunión del comité de gobierno de Unió, Pelegrí "celebró" que la posición de su partido, a favor de la entrada en un futuro Gobierno central si se dan las condiciones propicias, sea "avalada por la mayoría de votantes de CiU", según indican algunos sondeos de opinión.

Sin embargo, para decidir si se dan las condiciones adecuadas para una entrada de CiU en el Gobierno, según Pelegrí, antes hay que saber quién gana las elecciones, si la fuerza ganadora necesita el apoyo de otras fuerzas y, en este caso, si está dispuesta a pactar una propuesta programática con CiU. En la línea de lo manifestado la semana pasada por el líder de CiU, Artur Mas, Pelegrí subrayó que habrá que esperar hasta después de los comicios para que se despejen estas incógnitas.

El próximo lunes está prevista una reunión de la Ejecutiva de CiU, integrada por representantes de los dos partidos de la federación, para sentar las bases estratégicas de cara a las generales, de las que este asunto es uno de los principales elementos a discutir.

Cambio de sede central

Pese a que el líder de Unió, Josep Antoni Duran Lleida, se encuentra fuera de España desde la semana pasada y no está previsto que vuelva hasta finales de ésta, los socialcristianos han seguido negociando con Mas para "cuadrar" sus discursos antes del lunes que viene. Pelegrí se mostró optimista de cara a la reunión de la Ejecutiva de CiU, "convencido de que los planteamientos de Unió y CDC son los mismos", de manera que el lunes habrá "si no unanimidad, seguramente sí un acuerdo amplísimo" sobre las bases estratégicas.

El secretario general de Unió ha eludido polemizar con las juventudes de CDC, que este fin de semana admitieron sentirse "incómodas" con Duran por haber apostado por aparcar en CiU los mensajes independentistas. "Respetamos las declaraciones y los planteamientos de las juventudes de CDC. Pero con toda contundencia también afirmamos que la posición y la opinión de UDC es suficientemente conocida y nada ambigua", ha zanjado Pelegrí.

La de ayer fue la última reunión de la comisión de gobierno de Unió en su sede de Travessera de Gràcia. En este local se reunirá también el próximo lunes. Pero Unió trasladará el día 24 su sede central a un edificio de su propiedad en la calle de Nàpols, en el que integrará también los servicios y las actividades que desarrollaba en los locales que ha tenido alquilados en las calles de València, Mallorca y Travessera de les Corts.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 16 de julio de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50