85 años de cárcel para un violador de niños que hacía de 'canguro'

El boliviano Silvio D.G. ha sido condenado en Madrid a 85 años de prisión por violar en cinco ocasiones y obligar al menos dos veces a hacerle felaciones a un menor de cinco años cuando los padres le dejaban cuidándolo en casa. También abusó sexualmente del primo de este pequeño, de seis años. El condenado tendrá que indemnizar con 30.000 euros a los padres por los daños morales.

El reo admitió en el juicio que siente una "atracción especial" por los niños, aseguró que se considera un "enfermo" y reclamó ayuda médica para superar su "problema". Las agresiones sexuales, que incluían tocamientos, se produjeron desde 2003 hasta diciembre de 2004 en el domicilio de los padres del niño, donde también vivía Silvio D.G. El procesado cuidaba al pequeño cuando los padres se iban a trabajar y aprovechaba para abusar de él.

Asimismo, el hombre realizó en noviembre de 2004 tocamientos al primo del menor, de seis años, cuando se encontraban en una atracción del Parque de Atracciones denominada "El Barco Fantasma". A los niños les decía que no contaran a nadie el "secreto" que tenían entre ellos.

Durante la vista oral, la madre del niño, Fermina C.Q., explicó que ella y su marido le pidieron que cuidara de su hijo al tener plena confianza en él. "Nosotros trabajábamos y le pedimos que cuidara al niño. Le teníamos cariño y le veíamos que era una persona buena. Era como nuestro hermano", dijo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 14 de julio de 2007.

Lo más visto en...

Top 50