Las obras del metro cortarán el tráfico en el centro de Valencia durante 8 meses

El túnel de las Grandes Vías sólo abrirá en sentido hacia Germanies desde el 23 de julio

Los 40.000 vehículos diarios que discurren por el túnel de las Grandes Vías desde la de Germanies hacia la de Ramón y Cajal tendrán que encontrar otro itinerario, durante ocho meses, a partir del próximo 23 de julio. Las obras de la estación de Alicante correspondientes a la futura línea de metro T2, que va desde Orriols hasta Natzaret, tienen la culpa. Los coches que lleguen a Russafa por la avenida del Antic Regne de València y la Gran Vía del Marqués del Turia serán desviados hacia la calle de Xàtiva. La EMT variará los recorridos de 15 líneas de autobuses.

El Ayuntamiento pide "paciencia por el sufrimiento" a los ciudadanos

El Ayuntamiento de Valencia desviará a miles de vehículos, que a diario llegan al túnel de las Grandes Vías desde Marqués del Turia y la avenida del Antic Regne, hacia la calle de Xàtiva. Para facilitar el acceso junto a la plaza de toros, la delegación de Tráfico ha cambiado el sentido de circulación a las calles de Castellón, General San Martín y Alicante. El perjuicio será enorme y el concejal de Circulación, Alfonso Novo, pidió "paciencia por el sufrimiento" a los ciudadanos.

La apertura de la nueva línea está prevista para finales de 2009. Un tranvía hará paradas desde Torrefiel hasta Pont de Fusta. A partir de ahí, la línea queda soterrada para atravesar el centro histórico con paradas en el barrio del Carme, el Mercat Central y Xàtiva. El siguiente tramo, también bajo tierra, llega hasta la avenida de los Hermanos Maristas. A partir de esa estación un tranvía conecta con la Ciudad de la Justicia y la Ciudad de las Artes y las Ciencias hasta el barrio de Natzaret.

Las obras, que forman parte de la futura estación de Alicante en la futura T2, afectan también al recorrido de las líneas de autobuses 2, 3, 6, 7, 8, 14, 15, 19, 22, 31, 35, 40, 41, 80 y N7. También quedarán afectados los aparcamientos en la zona. El estacionamiento quedará restringido en las calles en las que se va a cambiar el sentido para ganar un carril al tráfico. Novo aseguró que los residentes no tendrán problema para acceder a sus casas. El aparcamiento, en las vías en las que no esté completamente prohibido, variará según las necesidades de las obras.

El espacio que ocupará la estación de Alicante estará conectado con el futuro intercambiador del Parque Central. Las molestias servirán, según Novo, de ensayo general para los cortes que conllevarán las obras de adaptación de la estación del Norte a la llegada del AVE, prevista para 2010.

LAS CLAVES DE LAS OBRAS

Por el túnel de las Grandes Vías pasan 80.000 vehículos diarios

El tráfico que llegaba al túnel desde la Gran Vía de Germanies será desviado a la calle de Xàtiva

15 líneas de la EMT desviarán su recorrido

Las calles del General San Martín, Castellón y Alicante cambian de sentido

El aparcamiento queda restringido en el entorno de la calle de Alicante para ganar carriles

La maquinaria de las obras condicionará las zonas donde el estacionamiento esté permitido

Las obras durarán desde el 23 de julio hasta marzo de 2009, antes de las Fallas

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 11 de julio de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50