Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bono: "Estoy con el proyecto de Zapatero a pesar de los matices"

El ex ministro será presidente del Congreso si el PSOE gana las elecciones

Primero en otoño y, después, en primavera, el jefe del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha indicado al ex ministro de Defensa José Bono que desea que sea el presidente del Congreso si el PSOE gana las elecciones de 2008. Bono responde que está "con el proyecto del presidente a pesar de los matices" en materia territorial. El líder del PSOE de Castilla-La Mancha, José María Barreda, quiere que Bono sea el número uno por Toledo.

De manera oficiosa en el PSOE, y en todos los partidos, se hacen cábalas sobre los candidatos al Congreso y al Senado para las elecciones generales de marzo de 2008, con más o menos fundamento. No hay apenas resquicio para el error si se afirma que José Bono Martínez, 56 años, ex ministro de Defensa y ex presidente de Castilla-La Mancha, será el cabeza de lista al Congreso por Toledo, y si el PSOE gana las elecciones probablemente será el presidente del Congreso, tercera magistratura del país. Zapatero le apuntó esta posibilidad en octubre del pasado año, en el contexto de ofrecerle, en primer lugar, la candidatura a la alcaldía de Madrid, según publicó este periódico el 9 de octubre de 2006.

Sólo habían pasado seis meses desde que Bono anunciara su retirada de la vida política por tiempo indefinido, aunque Zapatero indicó que haría lo posible para que esa retirada "no fuera definitiva". Durante estos meses, la oferta continuaba en el ambiente y el presidente volvió a hablarle de la misma poco antes de las elecciones municipales y autonómicas del pasado 27 de mayo.

"Yo me remito a lo que diga el partido y el presidente del Gobierno", señaló José Bono ayer a este periódico, como toda declaración respecto a cargos concretos. Pero del resto de las consideraciones se desprende que, en efecto, volverá a la política.

"Yo estoy con el presidente y con su proyecto de Gobierno, y algunas diferencias no son personales, sino de matices políticos", señaló. Los "matices" se refieren a la política territorial. Y habla de Navarra y de posibles pactos con Nafarroa Bai. "El PSOE no debe gobernar con ningún partido que niegue la españolidad de su territorio", sostiene. Al preguntarle sobre las políticas gubernamentales que a él le chirrían, precisa: "No son tanto diferencias como que yo estoy más dispuesto a defender la igualdad y la solidaridad que la exacerbación de sentimientos identitarios o separatistas". Pero esos matices no le hacen renegar de Zapatero ni del PSOE. "Yo soy de los míos hasta que me muera", afirma.

Pero antes de que Bono pueda ser presidente del Congreso tendrá que ser diputado. Y lo será, sin problema, por Toledo tras la propuesta de José María Barreda, secretario general del PSOE de Castilla-La Mancha y presidente del Gobierno de esa región, que ha ganado las elecciones por mayoría absoluta, después de que Bono le cediera el testigo. "Yo quiero que José Bono encabece la lista por Toledo, que supondrá un gran impulso para esa y el resto de las candidaturas", declaró Barreda a este periódico. Barreda, además, pedirá a Manuel Marín, actual presidente del Congreso, que vuelva a presentarse para diputado en una lista de Castilla-La Mancha. "Marín es un lujo para la región y para la política", proclamó Barreda. En el PSOE se asegura que Marín forma parte "del proyecto de Gobierno", sin precisar puesto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 10 de julio de 2007