Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Noruega impone penas de cárcel a los clientes de prostitutas

Los clientes de prostitutas podrán ir a la cárcel en Noruega para cumplir penas de más de seis meses, según confirmó ayer el ministro de Justicia del país escandinavo, Knut Storberget. El Gobierno prepara una ley para declarar ilegal la prostitución. Se prevé que pase el trámite parlamentario a mediados del año 2008. Actualmente, esta actividad es legal en Noruega, aunque se castiga a los proxenetas.

"Noruega no será una zona donde se puede traficar con seres humanos libremente", precisó el titular de Justicia.

Noruega sigue el ejemplo de su vecino país Suecia, que aprobó en el año 1999 una ley similar. Su normativa también contempla penas de cárcel de más de seis meses. La prostitución es, de momento, legal en Noruega. No obstante, el aumento del número de prostitutas en las calles de la capital, Oslo, ha sido evidente en los últimos años, y su actitud para intentar captar clientes ha sido cada vez más agresiva.

Los partidarios de esta medida defienden que tiene más sentido castigar a los clientes que a las jóvenes inmigrantes sin apenas recursos económicos que ofrecen estos servicios. Los detractores de la ley, por el contrario, creen que la ilegalización no hará que deje de existir la prostitución, sino que continuará pero de forma clandestina. Piensan que, en consecuencia, hará más vulnerables a las mujeres que la ejercen.

En Suecia, la ley contribuyó a limpiar de prostitutas las calles de Estocolmo con bastante éxito, a pesar de que aquellos que la incumplen casi nunca terminan yendo a la cárcel. En su lugar, suelen ser castigados con el pago de multas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 5 de julio de 2007